PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left
Artículo Fabrica galletas con las cenizas de su abuela muerta y las reparte en clase Food

Food

Fabrica galletas con las cenizas de su abuela muerta y las reparte en clase

H

GETYY
 

La receta: harina, mantequilla, huevos, azúcar... y un poco de abuela

Rosa Molinero Trias

17 Octubre 2018 11:48

Nadie pensó que las galletas de la abuela contenían un poco de abuela en ellas. No hablamos de una receta ancestral hecha con el amor y el cariño propios de una abuela, hablamos de otro tipo de galletas. Unas galletas fabricadas a partir de las cenizas de una abuela difunta mezcladas con harina, azúcar, mantequilla y huevos. Una estudiante de la Da Vinci Charter Academy (California) decidió compartir con sus compañeros de clase esta particular transgresión culinaria.

Tampoco nadie sabe qué le pasó por la cabeza a esta estudiante de Davis, California, para condimentar la masa común de galletas con los restos de un familiar muerto. Y tampoco se sabe cómo convenció al supuesto compañero que la ayudó.

Sólo conocemos la historia a través de uno de sus compañeros, que junto a su familia contactó con la cadena FOX40 para contar la historia de las siniestras galletas.

“A estas alturas, la chica va diciéndole a todo el mundo que trajo esas galletas con cenizas humanas en ellas”, contó el acusador. Él habría conocido la receta de las galletas después de que las autoridades escolares le preguntaran si se había comido una y que le hicieran firmar un acuerdo de confidencialidad conforme no se lo diría a nadie.

En total, se estima que 9 estudiantes habrían comido las galletas de la abuela y se sospecha que dos de ellos habrían sido los fabricantes de los dulces.

“Nadie se ha puesto enfermo ni ha salido perjudicado, ni físicamente ni psicológicamente”, comentaba el teniente de policía de Davis, Paul Doroshov, para la CBS13. Así son las cosas: no se sabe muy bien si eso de invitar a tus compañeros a comer galletas con restos mortales constituye o no un delito.

Sin embargo, el distrito escolar lo ve claro: “La seguridad física y socio-emocional de nuestros estudiantes es nuestra prioridad. Si se encuentran indicios criminales, procederemos a aplicar las medidas disciplinarias apropiadas para reparar los daños infligidos en la comunidad”.

share