PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Food

Echan de un restaurante a un niño sin brazos por comer con los pies

H

 

"Al día siguiente mi hijo no quería sentarse en la mesa a comer", dijo la madre indignada

PlayGround

12 Junio 2018 12:38

IHOP son unas siglas que en Estados Unidos y México significaban hasta hace poco solamente una cosa: el desayuno más dulce que te puede ofrecer tu billetera. The International House of Pancakes lleva 60 años sirviendo tortitas, gofres, crepes, torrijas y más postres. Pero a parte de dulce y salado, IHOB también ha servido recientemente una ración de polémica: ha expulsado de su local a un niño sin brazos que estaba comiendo con los pies.

William Bancroft es un niño de Arkansas, que nació sin brazos. El sábado pasado su madre Alexis lo llevó a desayunar a uno de los locales de IHOP en Hot Springs cuando ocurrió la controvertida escena. El niño se encontraba sentado en la mesa agarrando un bote de sirope con los pies cuando la manager del restaurante le dijo que no podía estar ahí sentado, que a ojos del Departamento de Sanidad sería una infracción.

“Cuando llegamos, lo llevé al baño y le lavé los pies para que pudiera comer”, dijo la madre para Kark. Contó cómo el niño aprendió en una terapia a usar sus pies para hacer actividades cotidianas como comer o ayudar a su madre a preparar la comida. "¿También le preguntas a todos tus clientes si se lavan las manos antes de tocar el bote de sirope?", contestó la madre a la empleada.

“Discriminó a mi hijo por tener una discapacidad física”, piensa Alexis Bancroft, así que decidió levantarse e irse sin pagar. Luego posteó su queja en Facebook, que se viralizó, donde incluso algunos de los camareros confesaron sentirse “profundamente avergonzados” y “realmente chocados” por lo que había ocurrido.

La misma mánager se puso en contacto con ella y dijo que, en parte, creía que todo había sido un malentendido. “Nunca le haría esto a tu hijo de forma intencionada ni sin querer. No era lo que intentaba hacer”.

“Puedes disculparte, decir que no era tu intención, pero para mi hijo eso no cuenta. Justo al día siguiente, no se quería sentar en la mesa a comer. Quería sentarse en una silla, algo que no puede hacer”, respondió la madre.

Desde lo ocurrido, el presidente de la cadena, Darren Rebelez, explicó que trabajarían para resolver este problema:IHOP y nuestra franquicias no toleran acciones que son o aluden a una discrminación de cualquier tipo”. En su comunicado explicaba que se habían puesto en contacto con Aleixs Bancroft para disculparse y seguir hablando, y con el equipo de aquel local, para asegurarse que saben cómo tratar bien a los clientes con diversidad funcional.

share