PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Food

Por qué el soldado norcoreano fugado tenía un gusano de 27 cm en el estómago

H

 

“Todo el mundo está enfermo en el ejército”: así es la terrible dieta de los soldados de Corea del Norte

rosa molinero

11 Diciembre 2017 15:02

Un gusano de 27 centímetros rondándole por el estómago. Otras docenas de gusanos más. Y algunos granos de maíz. Eso es lo que tenía Oh Chung-sung, soldado fugado de Corea del Norte en su cuerpo y ahora se cree que subraya los problemas nutricionales y de higiene que supuestamente azotan el país desde hace décadas.

Las nuevas revelaciones de Kim Eun-jung, una soldado que también escapó, arrojan luz a este descubrimiento.

"Todo el mundo está enfermo en el ejército, todo el tiempo", dijo para The Times la ex soldado del cuarto ejército más grande del mundo. "Se llevaron los que tendrían que haber sido los 10 mejores años de mi vida", añadió.

Contó además algo que coincide con los restos del único alimento encontrado en el estómago del soldado: el maíz. Dijo que la comida siempre era escasa y de la peor calidad, que el arroz se mezclaba con maíz que muchas veces estaba rancio, mohoso, todavía con la cáscara y lleno de piedrecillas que rompían los dientes de los soldados. Para acompañar los cereales se servían rábanos y col todavía con la tierra incrustada.

"Supuestamente, nos iban a dar carne cada año nuevo, pero yo nunca la vi en la armada", dijo la ex-soldado.

También contó que los parásitos encontrados en el cuerpo de Oh Chung-sung se deben a que había una escasez de fertilizante químico, por lo que cuadrillas enteras de soldados eran enviadas a trabajar al campo dos veces al año para recolectar y esparcer heces humanas. Estas son transmisoras de los gusanos, que pueden sobrevivir durante años en ambientes húmedos y templados.

Se cree que soldado fugado es un sargento del ejército menor de 30 años que ocupaba un puesto en el Área de Seguridad Conjunta de las Naciones Unidas, en Panmunjom, la franja de territorio coreano desmilitarizado donde las dos coreas y Estados Unidos mantienen contacto diplomático directo. Su labor en el cuerpo de élite no sugería que su nutrición hubiera sido tan nefasta.

El cirujano que hizo el hallazgo

El cirujano Lee Cook-jong, que lideró la operación del soldado, dijo para la CNN que “En más de 20 años de carrera como cirujano, solamente había visto esto en los libros de texto”.

Su nombre científico es Ascaris lumbricoides y se transmite por la ingestión de sus huevos, que se eliminan mediante las heces. La trayectoria dentro del cuerpo es escalofriante: después de ser ingeridos, los huevos eclosionan liberando las larvas en el intestino delgado, recorren la circulación y los pulmones mientras aumentan de tamaño y vuelven al intestino delgado donde se convierten en adultos.

Pueden causar anemia, pérdida de peso, apendicitis si se acumulan en el apéndice, oclusión intestinal si sucede en los intestinos, peritonitis si se perfora la mucosa intestinal e incluso asfixia si se regurgitan o vomitan los gusanos.

La profesora Choi Min-ho del colegio de medicina de la Universidad Nacional de Seúl, explicaba que no existen datos concretos sobre las condiciones de vida en Corea del Norte pero, a pesar de eso, los expertos en medicina aseguran que las infecciones parasitaria y los problemas graves de salud son frecuentes en el país vecino.

[Vía The Times]

share