PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Food

Malos padres: aumenta un 133% los niños intoxicados con marihuana en alimentos

H

 

Esta madre de 25 años fue detenida porque su hija de 2 años comió macarrones con marihuana. El "remedio" para despejar a la niña fue aún peor que su descuido

PlayGround

13 Abril 2018 13:22

Esta semana una madre de Arizona fue detenida por maltrato infantil cuando su hija de 2 años comió por accidente unos macarrones con queso que llevaban marihuana y que había preparado para ella y su marido. A pesar de que ninguno de los padres presentes en la escena hicieron nada por llevar a la niña a emergencias, solamente la madre ha sido inculpada. La policía de Tempe afirma que Alaina Marie Limpert, de 25 años, se echó a reír y luego llevó a su hija a la piscina de su patio trasero para que la niña se despejara gracias al agua fría.

La mujer ha perdido la custodia de los tres niños que vivían con ella. Además, la policía encontró en su casa pequeños invernaderos de marihuana, bongs y pipas para fumar, aceite de hachís, mantequilla de marihuana y setas alucinógenas, sin ninguna prescripción médica. Por todo ello, tal y como informaba The New York Post, Limpert comparecerá ante juicio el 19 de abril.

El caso no es raro. Un rápido vistazo a los edibles de moda lo explica todo: muchas marcas con marihuana añadida tienen el mismo aspecto que las más famosas de cereales de desayuno, gominolas o chocolates, que todos sabemos que están diseñadas para captar la atención de los más pequeños. Una guiño marketiniano hacia los padres que puede salir muy caro a los niños.

Además a las últimas noticias sobre intoxicaciones infantiles por ingestión de marihuana parece indicar que ha habido un aumento de los accidentes. Así lo afirma un estudio llevado a cabo en Francia: las visitas de niños que terminan en urgencias por comer algún dulce que lleva marihuana o un cigarrillo con la droga ha aumentado un 133% en los últimos 11 años, con un total de 235 niños afectados. La cifra de las consultas telefónicas a centros toxicológicos asciende hasta el 312% en el mismo período. Tal y como explica la doctora Isabelle Claudet, investigadora principal del estudio, los niños presentan síntomas que duran entre 6 y 24 horas, como dificultades para respirar, adormilamiento, ataques epilépticos o incluso el coma.

Lo que más preocupa a Claudet es que las concentraciones del psicoactivo tetrahidrocanabinol en los productos que contienen marihuana han aumentado del 9% al 20% de concentración entre 2004 y 2014 en Francia, el país que más consume la hierba en toda Europa, especialmente en forma de resina. “Creo que por eso estamos viendo efectos más agudos en los niños”.

Adobe Stock

A la luz del estudio francés, el doctor G. Sam Wang, especialista en toxicología pediátrica del Children’s Hospital Colorado de Aurora, en Estados Unidos, reflexiona de la misma manera para la CNN: “Con la industria de la marihuana en auge, existen muchos más productos nuevos, algunos con más concentración, que la gente vapea o come, como los productos comestibles que tienen un alto contenido en THC. Por eso hemos estado recibiendo a niños que tienen más síntomas y están más intoxicados”.

En sus investigaciones, Wang llegó a la conclusión que en los estados en los que la marihuana tenía estatus legal como sustancia recreativa o médica, los casos de niños intoxicados aumentaron un 30% entre 2005 y 2011. En concreto, el 48% de los casos que se atendieron en Colorado se debían a que el niño había consumido, sin saberlo, algún alimento que llevaba marihuana.

Consultados por la CNN, la National Organization for the Reform of Marijuana Laws de Estados Unidos se muestra preocupada por la ingesta accidental de marihuana por niños e indica que una mayor regulación, como un etiquetaje más claro en los productos o empaquetado por porciones podría tener un efecto positivo. Es el caso de algunos estados donde la marihuana recreativa está permitida, como Colorado, Oregon o el Estado de Washington, en los que algunos productos con THC tienen envoltorios que los niños no pueden abrir.

No obstante, la solución para Wang es una mezcla de prevención y educación. Por ello Wang y también desde el National Capital Poison Center están de acuerdo en que la marihuana tiene que tratarse en casa con el mismo cuidado que cualquier otro medicamento y alejarla del alcance de los niños, sea cual sea su forma.

share