PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left
Artículo Un documental mostrará a las monjas de la marihuana en acción Food

Food

Un documental mostrará a las monjas de la marihuana en acción

H

 

Cannabis, monjas y activismo: las Hermanas del Valle cocinan de nuevo

Rosa Molinero Trias

25 Abril 2017 16:42

Cannabis. Monjas. Activismo. Tres ingredientes para una historia imperdible que contábamos en este artículo que formará parte del documental que empezará a rodarse el 3 de mayo para reconocer su labor terapéutica. Salon Studios y Deuce Films pretenden enseñar al mundo cómo cocinan las Sisters of the Valley (California) para descubrir sus pócimas secretas que se pueden añadir a cualquier plato o bebida y gozar de una experiencia mística.

Porque su misión es “empoderar a las personas que sufren para que puedan curarse ellas mismas”. De ahí que la variedad de cannabis que usan es la que se conoce como cáñamo y que se destina para el consumo alimentario y la fabricación de textiles y que apenas contiene tetrahidrocannabinol, la sustancia psicoactiva que coloca.

Esta planta la usan para infusionarla con alcohol apto para el consumo humano o con aceite de coco, y fabrican tinturas y aceites con cannabidiol que pueden tomarse directamente bajo la lengua o impregnar, por ejemplo, los cereales de desayuno.

Pero si bien el cannabinol no asegura un buen viaje, la relajación está garantizada. De hecho, sus propiedades antiinflamatorias, antidepresivas, ansiolíticas y analgésicas son valoradas por los pacientes con enfermedades crónicas.

El cannabidiol también se encuentra en las glándulas resinosas de la planta hembra junto con otras 79 sustancias llamadas canabinoides. Por eso vemos a las monjas recortando cogollos para elaborar estos productos y también jabones y cremas e incluso hatillos y esprais de salvia, siempre según los ciclos lunares, bendiciéndolos y respetando “los grandiosos regalos de la Madre Tierra”, dicen. Porque ellas practican un “activismo compasivo” y quieren ser el puente entre la naturaleza y las personas que sufren.

Todos sus productos han sido testados en laboratorio y están “hecho a mano por las Hermanas del Valle en Cooperación con la Tierra y el Sol”. Por aquí, nada de alucine que te aproxime a Dios. Porque para eso está nuestra receta de mantequilla terapéutica de marihuana para prepararte unas buenas galletas para viajar a la luna desde tu sofá.

share