PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Food

Los barrotes de este restaurante chino no admiten a gente gorda

H

 

El espacio más estrecho para entrar o salir del "restaurante cárcel" mide 15 centímetros

PlayGround

16 Mayo 2018 15:29

Por suerte, eso de que un restaurante discrimine a la clientela por su apariencia ha quedado bastante en el olvido. ¿O no? Zhao Lang, restaurador de un local en Jinan, China, ha pensado que sería una maravillosa estrategia de markéting darle una vuelta de tuerca al derecho de admisión: instaló unas estrechas barrasde hierro y todo aquel que pudiera pasar por alguna de ellas, obtendría más rebajas en su menú cuanto más estrecha fuera la puerta por la que había pasado.

Zhao Lang en su polémico restaurante

En la puerta de mayor dificultad, solamente hay 15 centímetros de luz. Quien consiga pasar por allí obtiene comida y bebida gratis para todos sus acompañantes. La siguiente puerta mide 18 cm y el ganador se llevará 5 cervezas. A los que quepan por la de 25 centímetros se les dará una cerveza gratis. En la de 30 centímetros, no solo no se regalará ningún descuento sino que bajo ese umbral reza una frase bien juiciosa: “Tu talla es normal - no deberías pedir más”. Nada comparado con la sentenciosa pregunta de puerta más fácil: “¿Estás realmente seguro que debes seguir bebiendo cerveza?”.

Zhao, cuyo restaurante es famoso por cocinar una sopa de casquería de vaca con fideos y un plato picante de cangrejos, afirma que ha instalado su puerta para recordarle a la gente que vigile su dieta. “Tantísima gente me ha dicho que no pueden perder peso porque no consiguen dejar de beber cerveza. Tal vez esto les sirva como recordatorio para cuidarse”.

Sin embargo, como medida para prevenir la mala alimentación, es un poco rara: ¿quién iba a querer adelgazar sólo para entrar a un único restaurante y luego comer y beber gratis y sin límites? De momento, el restaurador tiene por lo menos a una persona por día, todas mujeres, que gana el premio gordo colándose por la puerta más pequeña y comiendo gratis gracias a su delgadez.

[Vía The Daily Mail]

share