PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left
Artículo No es ciencia ficción: la luz del mar ya se puede beber Food

Food

No es ciencia ficción: la luz del mar ya se puede beber

H

 

El chef gaditano Ángel León ha logrado capturar la luz marina en el interior de una copa

Rosa Molinero Trias

02 Noviembre 2016 12:17

Ya es posible que “el hombre del siglo XXI trague luz”. Estas son las palabras del chef Ángel León que ha conseguido beberse la luz del mar en su restaurante Aponiente (El Puerto de Santa María, Cádiz).

¿Pero es posible dar un trago de luz marina? Suena tan futurista que parece imposible. Pero sí, el llamado chef del mar lo ha conseguido. Y ayer presentó su descubrimiento a lo grande en la universidad de Harvard.

Todo ha sido posible gracias a una reacción química: la bioluminescencia.

La bioluminescencia es, en resumidas cuentas, la luz que emiten algunos seres vivos como estrategia de caza o defensa. La lista va desde las bacterias hasta los pescados, pasando por hongos, crustáceos y moluscos.

Foto: El pez papel es un ejemplo de bioluminescencia en pescados

Tras una investigación que ha durado 5 años, el equipo de i+D de Ángel León, el Campus del Mar (CEI.MAR) y varias universidades andaluzas, han conseguido seleccionar las variedades comestibles para añadirlos a sus platos. Aunque todavía no se sabe si serán sopas, cócteles o helados ni tampoco su precio, lo que sí es cierto es que junto a la luz del mar beberás plancton y bacterias bioluminosos en cada sorbo.

Foto: los dinoflagelados son un tipo de plancton iluminan el agua del mar

Tenemos ejemplos muy bellos de estos microorganismos en la laguna de Manialtepec (México) o en la Bahía Toyama (Japón) donde sus aguas se iluminan por la noche.

Foto: la laguna oaxaqueña de Manialtepec, en México

Una vez reducida a polvo, esta mezcla de fitoplancton puede añadirse a platos líquidos y estos se verán empapados de los reflejos verdiazules propios del mar.

León, que ya cuenta con dos estrellas michelin, se ha especializado en los productos del mar y su restaurante es como un faro de referencia para la alta cocina marina.

En su carta lamida por las olas del atlántico pueden encontrarse platos que contienen descartes de pescado y algas, como la sobrasada picante marina o el brazo de gitano de plancton.

share