PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left
Artículo La nueva moda en selfies virales pone en serio riesgo a tu teléfono Fire

Fire

La nueva moda en selfies virales pone en serio riesgo a tu teléfono

H

 

Por si no tuviéramos suficientes excusas para perder el tiempo... llega el High Five Challenge

Elena Rue Morgue

11 Octubre 2016 13:52

¿Sabes cuando tienes un montón de mierda por hacer y buscas cualquier excusa para perder el tiempo y que se te haga demasiado tarde para hacerlo? Visitar la nevera cada diez minutos para ver si le ha nacido una pizza dentro, mandar notas de voz a la mitad de tus amigos y/o familiares, intentar jugar con tu perro aunque esté sobando y sin putas ganas de hacerte caso...

Cuando llegas al punto de aburrimiento máximo tienes que darte prisa en encontrar algo con lo que entretenerte o puedes caer en la tentación de cumplir con tus obligaciones. ¿Solución? Apuntarte a la nueva moda chorra de Internet.



Tu excusa para procrastinar esta semana es... (redoble de tambor): Sacarte un selfie mientras chocas los cinco contigo mismo.

Todo lo empezó hace unos pocos día Seth Schneider, un tuitero que, al postear su hazaña inútil, creó sin querer el High Five Challenge.

Seth le ha dado a un montón de gente una forma de eludir sus responsabilidades durante el ratico, y todos le están inmensamente agradecidos.


Amir Khan le había prometido a su novia que la arena del gato estaría cambiada cuando llegase de trabajar. Esa noche discutieron


 

 

 


Angel Perez iba a volver hoy al gimnasio después de un mes y seis días sin aparecer por allí, pero no pudo ser.

 




Stephany Maye y su compañera de piso iban a cocinar una cena super sana porque llevaban cinco días seguidos pidiendo pizza. Finalmente, esta fue su sexta noche de pizza.

 




The Engineer tenía que estudiar para su examen de Cálculo 2 para ver si conseguía de una puta vez el título de ingeniería industrial. Su nombre de usuario sigue siendo una patraña, The Engineer sigue sin ser ingeniero.

 



Kenzie Delaney iba a tomarse la tarde para poner lavadoras con calma, porque siempre mezcla la ropa y le sale toda desteñida. Una vez más, todas sus camisetas blancas, salieron rosas de la lavadora. 




The Thicctator tenía pensado darle unas cuantas vueltas su nick en Internet, pero se lió con esta chorrada y sigue pareciendo un parguela en todas sus redes sociales.

 




share