PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left
Artículo Esculpe un DeLorean de nieve en plena calzada y le ‘multan’ por la razón más surrealista que puedas imaginar Fire

Fire

Esculpe un DeLorean de nieve en plena calzada y le ‘multan’ por la razón más surrealista que puedas imaginar

H

 

El policía que se encontró ‘la obra’ quedó tan confundido que solicitó la ayuda de un segundo agente para saber cómo gestionar la situación

PlayGround

21 Enero 2018 19:16

La nieve es un perfecto neutralizador de adultez (o de esa seriedad que a menudo asociamos con lo adulto). El manto blanco siempre saca a relucir nuestro yo más juguetón y más gamberro. El que no hace ‘snow-jumping’ en ropa interior se conforma con estampar bolas en la espalda de un coworker o se lanza como cabra loca cuesta abajo por el primer terraplén que encuentra. Luego están los creativos, esa gente que cada invierno se propone elevar la manufactura del muñeco de nieve a la categoría de arte pop. Benditos ellos.

El canadiense Simon Laprise pertenece a ese segundo grupo. Su arte quizás no llegue al nivel de George Li y su reciente Darth Vader, pero el chico pone ganas. Aquí lo tienes posando orgulloso junto a su más reciente creación.

Sí, lo que ves es un DeLorean DMC-12. Como el de Regreso al futuro.

A principios de semana, después de una copiosa nevada en Montreal, Laprise dedicó cuatro horas de su vida a esculpir una réplica a tamaño real de tan legendario coche. Lo hizo al borde de una calzada cercana a su casa, como si el coche estuviera aparcado. Pensó que sería una sorpresa divertida para los encargados de limpiar las carreteras. Pero alguien más se fijó en su DeLorean.

Ya lo ves. Antes de llegar los quitanieves, el coche de Laprise llamó la atención de una patrulla de policía. Llamó su atención en un sentido profesional: según CBS Los Angeles, el agente se bajó a dejar una multa en el coche por estar aparcado en una zona donde ese día estaba prohibido estacionar.

El señor policía estaba convencidísimo de que lo que había allí aparcado era un coche de verdad cubierto de nieve. Escribió la multa y cuando rasco para encontrar el brazo limpiaparabrisas... sorpresa.

Según ha relatado a medios locales, el agente quedó tan confundido, o asombrado, que solicitó la presencia de una segunda patrulla para decidir cómo resolver la situación.

Al final, todo quedó en risas. Los agentes retiraron la multa y en su lugar dejaron un mensaje para el creador sobre “el coche”.

“Nos has alegrado la noche hahahahaha :)”

Los servicios de limpieza retiraron el DeLorean de Laprise al día siguiente.

share