PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Fire

Un niño de 12 años se enfada con sus padres, les roba la tarjeta y se va a Bali de vacaciones

H

 

Su madre le dijo que no podían ir a Bali... y decidió irse solo

PlayGround

23 Abril 2018 11:44

Podría parecer un invent o la típica leyenda urbana que un amigo te cuenta mientras os tomáis una cerveza. Pero no, es pura verdad: Un chico australiano de 12 años le robó la tarjeta de crédito a sus padres, engañó a su abuela para que le diera el pasaporte y se fue de vacaciones a Bali después de pelearse con su familia. El diario The Guardian ha confirmado que en efecto el joven hizo el viaje.

El pequeño Drew, nombre ficticio con que el que el programa de televisión A current affair ha bautizado al niño, quería pasar unos días en esta paradisíaca isla de Indonesia pero su madre le dijo que no. Poco acostumbrado a las negativas, el avispado chiquillo preparo su vendetta y se las apañó para:

1) Comprarse un vuelo hacia Bali, después de encontrar una compañía que permitiera volar solos a menores de edad sin necesidad de estar acompañados

2) reservar cuatro noches en un hotel de cuatro estrellas y

3) convencer a su abuela para que le diera el pasaporte.

Con todo esto, se preparó la mochila para la expedición y les dijo a su familia que se iba al colegio. Sin embargo, se montó en su patinete y se fue a la estación de tren donde viajó hasta el aeropuerto. Allí hizo el check-in y viajó de Sydney a Perth, donde cogió un segundo avión para llegar a Denpasar, en Bali.

Estarás pensando que el niño es inteligente de narices y el triple de valiente que tú cuando tuviste su edad, pero también tuvo la suerte de que a ningún trabajador del aeropuerto de Perth le pareció sospechoso que hubiera un niño de 12 años viajando solo hacia Indonesia. “Solo me preguntaron que enseñara mi carné de estudiante y mi pasaporte para probar que tenía más de 12 años y que estoy en secundaria. Fue genial porque yo quería irme de aventuras”, ha dicho Drew a A current affair.

Así que cuando llegó a Bali dijo en la recepción del hotel All Seasons que estaba esperando a que su hermana llegar y, con todo su plan perfectamente montado, se puso a disfrutar de sus vacaciones.

En el colegio notaron su ausencia, avisaron a los padres y, tras descubrir dónde estaba, se pillaron un vuelo hacia la isla para traerlo de vuelta.

Emma, su madre admitió en el programa de televisión sentirse furiosa cuando se enteró de que tenía a un hijo a miles de kilómetros de distancia: “Enfadada, disgustada; no nos quedó ninguna emoción por sentir cuando averiguamos que había cruzado el océano”.

Aunque no quisiera, ella terminó yendo a Bali y su hijo tuvo la aventura de su vida con solo 12 años.

share