PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Fire

La clave del cine de Paul Thomas Anderson son los hot-dogs y nosotros sin saberlo

H

Click Hole
 

Un vídeo-ensayo desvela la relación entre los hot dogs y el cine firmado por el autor de 'El Hilo Invisible'... Que básicamente es ninguna

PlayGround

02 Marzo 2018 14:48

Quizás no lo sabías, pero Paul Thomas Anderson compone los planos de sus películas utilizando la forma de un perrito caliente. O de varios, en un mismo fotograma. Escondidos en dunas, crucifijos y personajes, la silueta de un hot dog inunda películas como Boogie Nights, Magnolia o El Hilo Invisible.

Quizás no lo sabías, porque, bueno: no es cierto.

La broma nos la han gastado desde el canal de humor Click Hole, con un vídeo que imita a esos ensayos de análisis fílmico que, ahora mismo, tan de moda están en YouTube.

“El tono de una película tiene un gran impacto en nuestra experiencia como espectadores”, dice la voz en off del vídeo The Geometry of Emotion, “y las formas geométricas pueden ayudar a crear dicho tono”.

“Pare explicar esto último, veamos, por ejemplo, cómo el director Paul Thomas Anderson usa la forma de un perrito caliente en sus películas”.

El vídeo podría haber utilizado perritos calientes como podría haber utilizado la Torre Eiffel, un manojo de apio nabos, o un muñeco-con-ventosa del Fary. En cualquiera de los tres casos, The Geometry of Emotion seguiría siendo igual de desconcertante y gratuito.

Por ejemplo: las montañas con las que se abre Pozos de Ambición simbolizan, dice el ensayo, tres jugosos hot dogs “que se presentan amenazadores sobre el mundo en el que se desarrollará la película”.

Del mismo modo, el bocadillo se desplegará también por escenas de Inherent Vice, The Master y otros títulos de Thomas Anderson.

Más allá de la chalada teoría que expone en pocos minutos, The Geometry of Emotion nos debería hacer reflexionar sobre el dispositivo del que se disfraza: ¿Debemos dar crédito a los análisis de terceros sobre las intenciones formales de un director? ¿Son verdades inviolables, o simples lecturas subjetivas?

Y lo más importante: ¿Es eso de ahí un perrito caliente?

share