PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Fire

Una pareja manda una crítica de 30 páginas al fotógrafo de su boda señalando sus errores

H

 

En defensa de la pareja, decir que las fotos son para pegarse un tiro

Elena Rue Morgue

11 Enero 2018 18:27

Cualquiera con un trabajo medianamente creativo sabe que no hay momento más tenso que el de abrir el feedback de un cliente.

Cuenta la leyenda que, como si fuese un unicornio púrpura, una vez a un creativo publicitario le llegó un email de un cliente en el que solo decía, “Todo perfecto, me encanta. No hace falta que cambies nada”. Dicen que el pobre publicista murió atragantado por sus propias lágrimas de emoción, y que nunca más se ha vuelto a ver una respuesta así.

Los clientes siempre quieren cambiar cosas. Y siempre son demasiadas para el criterio del artista. Pero una pareja china se ha autoproclamado como campeona mundial de feedbacks infinitos enviándole al fotógrafo de su boda 30 páginas señalándole todo lo que veían mal en las imágenes.

El documento, en el que los recién casados han debido invertir mucho más trabajo que el fotógrafo haciendo las cochambrosas fotos, explica con increíble detalle todos los fallos a nivel técnico y de composición. Y lo hacen con líneas, cuadrículas y anotaciones al dorso, como si de un dossier profesional se tratara.

La pareja se quejaba, por ejemplo, de que el supuesto fotógrafo era incapaz de respetar la regla de tres, de encuadrar con la mínima decencia de no decapitar a la dama de honor.

Y de no sobreexponer las fotos hasta hacer el fondo inapreciable.

En cuanto esta preciada Biblia de todo lo que no hacer en unas fotos de boda llegó a Facebook, se generó una gran debate entre los hablantes chinos.

Mientras muchos defienden al matrimonio, otros tachan la reacción de la pareja como excesiva, confiando en que el fotógrafo les hubiera enviado las fotos sin retocar, por lo que no podían juzgar el resultado final.

Sobre ese tema, solo diré dos cosas:

1) Si ese hombre fuese un fotógrafo profesional de bodas, sabría que no debe mandar nada hasta tener el producto final para evitar situaciones de este tipo. Esto suena a amateur cagándola por nuevo,

2) Teniendo en cuenta que el susodicho no es capaz de encuadrar ni regular la iluminación de las fotos, hay que tener mucha fe en los milagros para pensar que va a ser capaz de arreglar semejante desastre con photoshop.

[Vía Petapixel]

share