PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Fire

Dos policías de servicio comen marihuana y se ponen tan mal que tienen que pedir refuerzos

H

 

Los dos agentes de la policía de Toronto robaron comestibles de marihuana del almacén de pruebas tras una redada y acabaron alucinando, intoxicados y en el hospital

Elena Rue Morgue

30 Enero 2018 18:20

Todos sabemos que no hay ni una sola historia aburrida que empiece con un “estaba tan fumado que…”.

Y si a este caldero de las anécdotas locas le sumamos una buena dosis de ridículo policial, podemos encontrarnos con una trama por las que los guionistas de Colega, ¿dónde está mi coche? se pondrían a salivar.

Ha pasado en Canadá y, por muy coñero que suene, es 100% verídico.


"La policía de Toronto potencialmente subestimando la potencia de los comestibles es la historia de polis más cercana que he escuchado en años.

Marihuana 1 - Polis 0".

El pasado domingo dos policías de la División 13 de la Policía de Toronto se agarraron semejante colocón por comer marihuana durante sus horas de servicio que no tuvieron más remedio que llamar para pedir ayuda.

Durante el fin de semana, la policía había hecho una redada en un almacén de productos canábicos. Todo apunta a que el agente Vittorio Dominelli y su compañero, cuyo nombre no conocemos, se animaron y pensaron que podía ser divertido pillar alguna de las galletas de marihuana que había en el almacén de pruebas.

Este es Dominelli.

Y todo apunta a que tiene afición por sentirse el puto amo de la barraca.

"Noticias de última hora: un vídeo del agente de la policía de la División 13 de Toronto cantando en uniforme... ahora está suspendido, sujeto de una investigación de estándares profesionales por, supuestamente, ingerir marihuana robada durante una redada".

Al parecer, los polis no sabían que la marihuana ingerida es bastante traicionera: sus efectos son mucho más potentes que al fumarla, pero tardan mucho más en aparecer — hasta dos horas — por los que muchos caen en el error de seguir comiendo, sobrepasar la dosis y, cuando finalmente llega el pelotazo: DRAMA.

Según NewsTalk 1010, eso fue exactamente lo que hicieron Dominelli y su compañero. De pronto, la cosa se puso tan fea que empezaron a alucinar, y optaron por pedir refuerzos. Pero cuando la ayuda llegó, la paranoia porrera asaltó a uno de ellos que echó a correr al ver a los policías.



Para hacerlo todo un poco más espectacularmente patético, otro de los policías que acudió a la llamada de ayuda se resbaló sobre el hielo de camino y se hizo una lesión en la cabeza.

"Agentes de la Policía de Toronto comen marihuana confiscada durante su turno. Los agentes no pueden gestionar el colocón y llaman para pedir asistencia de emergencia. Al responder otro agente resbala y cae. Imágenes reales del agente que respondió".

La CBC asegura que ambos policías tuvieron que ser tratados en el hospital por su intoxicación.

Viendo la que se le venía encima, Dominelli decidió curarse en salud y borrar su perfil de Twitter para evitar el troleo, pero me da a mí que ya es demasiado tarde para eso, amigo...

"El agente de la Policía de Toronto Vittorio Dominelli supuestamente comió comestibles de marihuana y se puso tan ciego que tuvo que pedir refuerzos. El agente Dominelli está tomándose un pequeño descanso de las redes sociales para evitar el ridículo por parte de la comunidad usuaria de marihuana".


La policía de Toronto no ha querido concretar más en el tema, pero un portavoz si ha confirmado que ambos agentes han sido suspendidos y están siendo investigados por lo ocurrido.

share