PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Fire

Una familia china cría a su perro durante dos años hasta darse cuenta de que es un oso

H

CGTN.
 

“Cuanto más crecía, más parecía un oso. Y tengo un poco de miedo de los osos”, ha explicado la madre de familia a la prensa

E.M.C.

15 Mayo 2018 13:35

Parece que el clásico dicho español de “que te den gato por liebre”, tiene una versión mucho más hardcore en China. O, al menos, en la provincia de Yunnan, en la que a la familia Yun les dieron “oso por perro”.

Cuando se llevaron al cachorro a casa hace un par de años, la madre de la familia se quedó sorprendida de que un perro pudiese comer tanto. “Comía una caja de fruta y dos cubos de fideos cada día”, explicó a los medios chinos. “Cuanto más crecía, más parecía un oso. Y tengo un poco de miedo de los osos”.

Sus sospechas comenzaron cuando vieron que el animal no paraba de crecer y que tenía un talento especial para caminar sobre dos patas. Actualmente el falso perro se ha convertido en un oso negro asiático de 113 kg.

Según han explicado, compraron al animal mientras estaban de vacaciones en el año 2016 pensando que se trataba de un mastín tibetano.

Echando un ojillo en Google a las crías de ambas especies, tengo serias dudas de que los Yun hubiesen visto algún perro en su vida.

Esto es un cachorro de mastín tibetano:

Esto una cría de oso negro asiático:

Perro:

Oso:


El Centro de Rescate de Animales Salvajes de Yunnan se ha hecho cargo del oso después de que la familia contactase con ellos para pedir ayuda. Para transportar al animal, que durante todo este tiempo había vivido en el hogar familiar, los trabajadores del centro, asustados, decidieron sedarlo.

Podríamos decir que el oso-perro tuvo suerte de que esta familia lo comprase por error, ya que de haber caído en el mercado negro de animales probablemente le hubiera esperado un destino mucho peor.


Aunque un despiste de este tipo suena a priori muy vergonzoso, es probable que la familia no esté sufriendo el cachondeo vecinal que la mayoría nos estamos imaginando. Resulta que en la provincia de Yunnan, esto de confundir osos con perros no es algo tan inusual.

El pasado mes de marzo un medio local dio la noticia de que un hombre de la zona había criado a un oso que se había encontrado rugiendo solo en el bosque confundiéndolo con un perro callejero.

Por favor, que empapelen las calles de Yunnan, explicando que si se topan con un animalico de este aspecto, no es un perro, es un oso.

share