PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Fire

Desaparecen 540 kilos de marihuana y los policías dicen que se la comieron las ratas

H

Arte PG.
 

Cuatro policías de Buenos Aires han sido imputados por la desaparición de la droga

Elena Rue Morgue

12 Abril 2018 18:21

El clásico “Mamá, te juro que se lo estoy guardando a un amigo”, los mails en los que supuestamente tienes que enviar un trabajo al profesor y “accidentalmente” se te ha “olvidado” adjuntar el archivo o el “Pásame un par de caladas” cuando piensas darle mínimo seis son algunas de las mentiras descaradas que muchos hemos dado por buenas en alguna ocasión por haberlas colado nosotros previamente en más de dos.

El acuerdo social con este tipo de trolas es mantenerlas siempre dentro de unos límites, no pecar de avaricia. La mentira de “Mamá, te juro que se lo estoy guardando a un amigo” puede funcionar con un Playboy, no con una granada de mano. La del archivo fantasma en el mail a tu profe puede colar una vez, no todo el curso. Y la de las caladas robadas no sería posible si le pides el pitillo a tu colega nada más encendérselo y se lo devuelves con la ceniza rozando el filtro.

En estas mentiras la clave es la moderación. Podría colar por ejemplo colar que de una pequeña bolsa de marihuana en la que falta algo, el responsable del robo sea una rata con hambre y ganas de probar nuevas experiencias. No cuela, sin embargo, que unos agentes de policía intenten justificar la desaparición de 540 kilos de marihuana de un almacén diciendo que se la comieron las ratas.

Ha pasado en Buenos Aires, en la Delegación Departamental de la ciudad de Pilar, y el incidente se ha saldado con varios agentes imputados. El pastel se destapó hace un año con el cambio de comisario de la delegación. Cuando hay un cambio en los mandos, es necesario firmar un documento recogiendo todo el material que hay dentro de las dependencias.

Fue en ese momento cuando el nuevo comisario, Emilio Portero, vio que en el almacén donde supuestamente debía haber 6000 kg de marihuana había solo 5460 kg, y decidió denunciar la desaparición en los juzgados y a asuntos internos.

La excusa de los policías no ha convencido para nada a los investigadores. Es extremadamente improbable — por no decir imposible — que los animales pudieran haberse comido semejante cantidad de marihuana y no morir. La marihuana es tóxica para las ratas, y sin embargo no se halló ninguna rata muerta en el lugar. La droga llevaba dos años en el almacén, mientras los policías aparentemente se iban montando su business sin pensar en que nadie pudiera pillarlos.


Tres comisarios y el oficial principal de la policía de Buenos Aires, Emiliano Rodríguez, han sido imputados por el Ministerio de Seguridad y tendrán que volver a declarar el próximo 4 de mayo.

"Hasta el momento, desde Asuntos Internos no se tomaron medidas disciplinarias contra los policías responsables a la espera de los resultados de las pericias correspondientes y de que presten declaración ante en el juzgado de la causa", aclaró el ministerio a través de un comunicado.


share