PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Fire

Descubren que el cagón furtivo de un instituto de Nueva Jersey era el superintendente

H

app.com
 

Cada mañana aparecían heces humanas en el campo de fútbol de la escuela. Ahora han descubierto quién las dejaba.

E.M.C.

04 Mayo 2018 13:23

Se llama Thomas Tramaglini, tiene 42 años y se dedicaba a la educación. Fue profesor en la universidad de Rutgers, director académico en Keansburg, Plumsted and Freehold Borough y actualmente estaba de baja de su puesto como superintendente en el instituto de Kenilworth. Un puesto en el que, por cierto, cobraba 147.504 dólares al año.

Pero el dinero no lo es todo, claramente, y Tramaglini debía estar muy harto de su puesto cuando cogió aquella baja. Tanto que decidió aplicar de la forma más literal el concepto de “cagarse en su curro” yendo, cada día a soltar lastre de forma fecal allí.

Lo detuvieron este lunes, cazado en el acto defecando en el campo de fútbol de la escuela. Llevaban un tiempo vigilando. Según explicó la policía, las heces aparecían “a diario”.

El ritual era cada mañana el mismo. Thomas se levantaba como buen madrugador para hacer su carrerita matutina. Tras recorrer los casi 5 km que separan su casa el campo, llegaba allí poco antes de las 6 de la mañana. Plantar pino, y seguir en marcha. Solo que esta vez, le estaban esperando. Lógicamente, nadie esperaba que el propio superintendente del instituto local fuera el cagador furtivo.

Alguna vinculación hay entre el salir a correr y la afición por ir sembrando de mierda en el espacio ajeno, porque no es la primera vez que me toca escribir al respecto:




Tramaglini ha sido acusado de defecar en público, además de con cargos por lascivia y lanzar basura. El responsable no ha querido hacer declaraciones.

[Vía NJ]

share