PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Do

¿Por qué buscar trabajos que no existen cuando puedes dedicarte a cambiar el mundo?

H

 

Los millennials de América Latina son el mejor ejemplo de empoderamiento y de carreras DIY

PlayGround , Liliana Arroyo

24 Noviembre 2017 14:20

Los millennials de América Latina son el mejor ejemplo de empoderamiento y de carreras DIY. Un entorno educativo débil, ciudades con calidad de vida limitada y un mercado de trabajo precario e inaccesible sacan la vertiente más constructiva y empoderada de la juventud latina.

Emprender es a buscarse la vida lo que un muffin a una madalena. Es decir, un nombre nuevo y más sofisticado para algo que siempre ha existido. Cuando pensamos en emprendedores, es fácil que nos venga a la cabeza Mark Zuckerberg dando una conferencia en chanclas o los inicios de Steve Jobs metido en su garaje. Pero emprendedores, y gente espabilada que inventa formas de ganarse el pan, los hay en todas partes. La diferencia ahora son las ganas de generar cambio social. Especialmente allí donde fallan los sistemas educativos, donde los estados están ausentes y las buenas oportunidades cuestan de encontrar. Pongamos, por ejemplo, América del Sur.

Sin duda en los últimos años el panorama emprendedor de América Latina goza de buena salud. Brasil y México encabezan la clasificación seguidos de Panamá, Ecuador y Argentina. El número de emprendedores consolidados no tienen nada que envidiar a Sillicon Valley. A partir de 2010 en el Cono Sur se entendió que la innovación era el futuro de su economía y algunos países se pusieron manos a la obra. En 2013 Chile dio mucho que hablar con sus medidas para convertirse en paraíso de start-ups. La promesa de Chilecon Valley para atraer talentos consistía en un visado para 6 meses y 40.000 dólares para arrancar el negocio.

“La mayor parte de los jóvenes de latinoamérica prefieren emprender su propia aventura que buscar trabajo”

Do

Pero lo cierto es que no hace falta ir a buscar emprendedores muy lejos: la mayor parte de los jóvenes de latinoamérica prefieren emprender su propia aventura que buscar trabajo. Según datos del Banco Mundial, más del 40% prefieren cultivar su propia idea de negocio. De hecho, emprender está bien visto socialmente, tiene reconocimiento, pone en valor la flexibilidad y la libertad, pero sobre todo es la alternativa a buscar trabajo donde no lo hay o pasar decenas de entrevistas para conseguir empleos inestables, en condiciones precarias y mal pagados.

Para los millennials en Latinoamérica es una oportunidad, es su apuesta positiva para un futuro mejor. Es más, optimismo y ganas de emprender van de la mano (dato curioso que recoge este estudio Citi Foundation).

Pero seamos realistas: si paramos a 10 alumnos de secundaria y les preguntamos quién quiere ser emprendedor de mayor, habrá 6 que levantarán la mano, y como máximo 3 de éstos lo intentarán realmente. Esto son los cálculos del GEM (el Observatorio Global de la Emprendeduría). ¿te parecen pocos?

“1 Idea para cambiar la Historia es una iniciativa de History Latinoamérica, que busca las mejores ideas de impacto social a través de emprendedores de América Latina”

Oh Wait. Emprender es mucho más que tener una idea. Igual que el muffin es una madalena pero no es sólo una madalena y los hay de mil sabores. Cuando emprendes puedes tomar muchas direcciones: la del propio bolsillo, la de aportar algo, la de querer ser feliz o todas ellas juntas. En el universo de los emprendedores hay miles de personas maravillosas con buenas ideas y después están los rompemoldes: los que llegan con una idea para cambiar la historia.

Gino Tubaro es uno de nuestros rompemoldes preferidos. Quiere cambiar la historia con una plataforma virtual para fabricar prótesis impresas con tecnología 3D. Eso le llevó a ser finalista 2015 del concurso de History en 2015. Weisner Alfonso ganó en 2014 por un generador de energía eléctrica y Diego Antonio ocupó el primer puesto 2016 con Handeyes: un Radar para Personas con Discapacidad Visual .

Gino, Weisner y Diego son inimitables pero no son los únicos. Seguro que fueron unos de esos 3 que levantaron la mano cuando alguien preguntó quién quería emprender de mayor. No sabemos qué debió pasar con los demás.

Lo que sabemos seguro es que el próximo Weisner, el nuevo Gino y más Diegos están a un click de tí. ¿Por cuál de ellos apuestas tú?

share