PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left
Artículo Que no quede nadie por saber cómo destrozaron a Stefano Culture

Culture

Que no quede nadie por saber cómo destrozaron a Stefano

H

 

5 razones por las que tienes que ver 'En mi propia piel', estreno en Netflix basado en hechos reales y una de las películas más duras de 2018

Ignacio Pato

14 Septiembre 2018 15:07

Que En mi propia piel -Sulla mia pelle, en su título original- no es una película más se hace evidente ya solo sabiendo su última hora: colectivos sociales y estudiantiles van a proyectar el film por su valor para estimular un debate. Serán visionados en paralelo a los que ha tenido en su estreno en la 75ª Mostra de Venezia -con 7 minutos de aplausos finales del público- y sobre todo a los que está teniendo en Netflix.

En mi propia piel es una película dura. Basada en hechos reales. Sobria. Como esas tres características las cumplen muchísimas otras obras, aquí van 5 razones por las que la dirigida por Alessio Cremonini es uno de los must de 2018.

1. Alessandro Borghi

Adelgazar 18 kilos para interpretar a Stefano Cucchi no es el único mérito del actor protagonista. Alessandro Borghi -visto en Roma Criminale o Suburra- da una lección magistral en una hora y media. Nada más ver la película, la hermana de Cucchi en la vida real, Ilaria, llamó personalmente a Borghi para felicitarle y decirle que había visto en él a su hermano.

2. Atmósfera

La película es gris y azul y es imposible salir de ella. El hiperrealismo de los diálogos entrecortados, el acento romanesco de Borghi/Cucchi, la sobria arquitectura, la austeridad en el plano y la casi invisible columna sonora de Mokadelic -también responsables de la música de Gomorra- envuelven a la perfección una historia que no necesita más.

3. Evolución de los personajes

Uno de los mayores retos de una película, que a diferencia de una serie tiene que presentar en solo hora y media una creíble evolución psicológica de sus protagonistas. En este caso, además de Cucchi, están su padre, su madre y su hermana. Son ellos quienes asientan el contexto, el pasado de Alessandro, a través de sus actitudes hacia lo que le ocurre a él. Y todas ellas, las tres, son diferentes entre sí.

4. Bomba contra el clasismo

En un sentido, el origen del caso de En mi propia piel no está lejos del del 4F espoleado por el documental Ciutat Morta. Esta vez no es una estética antisistema la que colabora a enfilar un camino al infierno, sino un hecho: Cucchi y un amigo están fumando un cigarrillo en un coche aparcado en la periferia sudeste de Roma. Los carabinieri llamando a la ventanilla del coche son el inicio de una condena para la que no hace falta juez. La película, el caso de Cucchi, es un profundo alegato contra el abuso de poder, sí, pero también sobre el origen clasista y prejuicioso que este tiene en muchísimas ocasiones.

5. Un caso abierto dedicado a Salvini

Ilaria Cucchi, la hermana de Stefano, ha querido recordar que vivimos en tiempos en los que algunos quieren deshumanizar a otras personas -en clara referencia al ascenso autoritario de la política italiana- le ha querido dedicar En mi propia piel a Matteo Salvini. A él y "a todos los que esperaban que no se hable más de esta historia". Y se va a hablar, ya se está hablando, es imposible no hacerlo tras ver lo que le hicieron a Stefano, un caso todavía abierto en los tribunales de Italia.

share