PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Culture

Netflix rodará la historia de Anna Delvey, la 'influencer' que estafó a la alta sociedad de NY

H

 

Fingía ser una rica heredera alemana y vivía a costa del dinero ajeno sin tener ni siquiera una tarjeta de crédito propia

Elena Rue Morgue

11 Junio 2018 17:26

La historia de una joven que engañó a toda la jet set de Nueva York para vivir a su costa haciéndolos creer que era millonaria lleva semanas arrasando en la red.

Ahora, Netflix ha comprado los derechos de su historia, que fue publicada orignalmente el 28 de mayo en The Cut de New York Magazine por la periodista Jessica Pressler.

Entre 2013 y 2017 se llamó Anna Delvey y fue una rica heredera alemana que se codeaba con la alta sociedad neoyorquina, dejando billetes de 100 de propina como quien deja calderilla, yendo a las mejores fiestas y consiguiendo billetes en primera clase con un aleteo de pestañas.

Una publicación compartida de AD (@annadlvv) el


Anna estaba invitada con asientos de primera fila en la semana de la moda de París, Londres, Berlín y, por supuesto, Nueva York. Vivía en suites de lujo, tenía 45.000 seguidores en Instagram y un armario lleno de vestidos de alta costura. También tenía la cuenta del banco vacía y un repertorio espectacular de mentiras.

Lo único real en toda su historia era su nombre de pila, Anna. Su apellido real es Sorkin. Tiene 23 años y desde hace seis meses pasa sus noches en la cárcel de Rikers, una prisión de alta seguridad situada en una isla frente a la costa de Nueva York. Anna está acusada de estafar 300.000 dólares y, a pesar de que se la juega a pasar 15 años encerrada y parece que hay pruebas de sobra para condenarla, lo tiene claro: no piensa declararse culpable.

Anna es rubia natural. Ni alta ni baja. Siempre vestida de negro, a poder ser de Givenchy, y con gafas XXL de Celine. Sabía qué círculos frecuentar. No faltaba nunca a las exposiciones de arte más exclusivas y se dejaba ver por los restaurantes de moda. Hoy, una cena sentada junto a Macaulay Culkin, mañana, junto al pharma bro Martin Shkreli, y por la noche a descansar en su suite del hotel 11 Howard por el módico precio de 500 dólares la noche. De allí se fue dejando una deuda de 30.000 dólares.

savage

Una publicación compartida de AD (@annadlvv) el


Uno puede pensar qué cómo es posible que tantas personas se dejasen engañar de aquella forma. En su defensa diremos que Anna sabía bien lo que hacía. En el hotel, por ejemplo, presentó documentos que acreditaban que tenía 25 millones en el banco. ¿Por qué preocuparse de cobrarle al día cuando eso para ella es calderilla?

Para seguir rascando monedas solía andar buscando inversores para abrir el club artístico más grande de la ciudad. Pedía otros 25 millones, para que le hicieran juego con los suyos. Las deudas fueron dejándola cada vez más en evidencia y la policía ya le tenía echado el ojo.

#BASEL

Una publicación compartida de AD (@annadlvv) el


La primera en denunciarla públicamente fue la editoria de Vanity Fair, Rachel De Loache Williams, una de sus víctimas. Le prestó 60.000 dólares para viajar a juntas a Marrakech. "Cuando la conocí en octubre de 2016, Anna Delvey no era una completa desconocida para mí. La había visto en Instagram, sonriendo y bebiendo en fiestas y eventos, muchas veces acompañada por mis propios amigos y conocidos", escribió De Loache.

Por no tener, la bautizada como “maga de Manhattan”, no tenía ni una tarjeta de crédito a su nombre.

Sorokin nació en 1993 en Rusia, su padre era camionero. En 2007 emigró a Alemania con su familia, y de ahí, en 2013, a Nueva York. Trabajando en la revista francesa de moda Purple empezó a meter la patita en el ambiente que le interesaba. Con imaginación y mucha caradura, consiguió el resto.

Afternoon Bellinis #VENICE 🌸 with @michaelxufuhuang

Una publicación compartida de AD (@annadlvv) el


La directora y productora Shonda Rhimes, creadora de Anatomía de Grey, será la encargada del proyecto. Por el momento no está del todo claro si se tratará de una película o una serie.


Pressler ha confirmado en su Twitter que está encantada de que Rhimes vaya a dirigir la historia de Anna para Netflix.

#NEWYORK

Una publicación compartida de AD (@annadlvv) el


share