PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Culture

Millie Bobby Brown deja Twitter tras convertirse en un meme homófobo

H

 

Adultos obligando a una niña a cerrar su cuenta por sus bromitas fuera de lugar. Así está el patio

E.M.C.

14 Junio 2018 17:35

El chiste se cuenta solo: imaginarse a una niña de solo 14 años como Millie Bobby Brown (que además se ha posicionado públicamente contra el bullying y a favor del amor sin tener en cuenta los géneros) siendo una bestia homófoba, racista y violenta es tan surrealista que puede hacer gracia.

"El hecho de que los gays de Twitter hayan decidido colectivamente retratar a Millie Bobby Brown como una homófoba cabreada es una de las cosas más divertidas de la tierra".

El problema es que la broma se les ha ido de las manos. Tanto, que Millie Brown ha decidido cerrar su cuenta de Twitter.

Para que os hagáis una idea de las animaladas que se han llegado a escribir, estos son algunos de los ejemplos que podemos encontrar bajo el hashtag #takedownmilliebobbybrown:

"Hoy fui a Target. Soy ciego y gay. Estaba andando por ahí con mi camisa del Orgullo cuando Millie Bobby Brown vino a mí. Dijo, 'Hay que matar a todos los maricones' y me escupió en la boca. Me rompió las dos piernas y ahora nunca podré volver a caminar".

"Esta es mi historia... estaba comiendo pepinillos de un bote en el Orgullo con mi abuela y ella vino a mí y se tiró un pedo en mi bote de pepinillos y dijo 'Disfruta de tus pepinillos de pedo, bollera'. Después procedió a romper las muletas de mi abuela, luego posteó esto en Snapchat".

Al parecer todo empezó en noviembre con esta serie de tuits de @KelseyFionaBich.

Y aunque la coña ha estado coleando desde entonces, ha sido en la última semana cuando realmente ha estallado.

Probablemente los tuits con historia de ciencia ficción no son el peor de los problemas: la gente ha editado también snapchats y stories de Millie para superponer frases homófobas.

"No soy homófoba, simplemente odio a los maricones".

"Mirando abajo a todos los maricones en el infierno".

"Acabo de comprarme este coche. Es el mes del orgullo así que espero atropellar a algunos maricas hoy".

Como bien comenta esta tuitera, esas imágenes se quedarán rulando por los confines de Internet por los siglos de los siglos, haciendo que más de uno las de por verdaderas.

"Esto puede ser una opinión impopular, pero los memes homófobos de Millie Bobby Brown son asquerosos y no tienen ninguna gracia. Es solo una niña y dentro de unos años esas imágenes seguirán estando ahí y pueden meterle en problemas o dañar su carrera. Dais asco".

Muchísimos usuarios han pedido que esto pare.

"Voy a perder un par de seguidores por decir que fingir que Millie Bobby Brown es una homófoba violenta por las risas es jodido. Eso es todo, chavales".

Lo que era una broma “interna” dentro de la comunidad gay se ha ido expandiendo y alejando cada vez más de su origen.

"¿Por qué están los heteros uniéndose al meme de Millie Bobby Brown homófoba? Esto es un evento solo para gays, id a casa".

No es cuestión de demonizar a nadie, está claro que nadie empezó esto con mala intención, pero hay que saber cuándo parar con una bromita.

"Por favor, dejad de usar el hashtag #AbajoConMillieBobbyBrown. Lo que empezó como una broma inofensiva le ha causado malestar claramente y la ha obligado a dejar por completo la plataforma. Celebremosla como la defensora LGTB+ que es en vez de hacer bromas brutales sobre que es una homófoba".

No hace falta ser un genio para imaginar cómo todo esto puede estar afectando a una persona pública que acaba de llegar a la adolescencia.

"Eso de Millie Bobby Brown homófoba es gracioso y lo que sea, pero el hecho de que ella no haya comentado los rumores todavía empieza a preocuparme".

Y todos sabemos que es imposible parar a los trols… asi que puede que la única forma de combatir el chiste sea dándole la vuelta.

"Estaba en Starbucks pidiendo un té helado sin hielo y con hielo aparte pero iba justo de cambio así que la señorita de atrás me tocó el hombro, miré atrás y era Millie Bobby Brown, me dio 20 dólares y dijo 'Feliz orgullo, ángel, cómprate un cruasán también".

share