PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Culture

Louis C.K vuelve a los escenarios casi un año después del #MeToo

El cómico apareció por sorpresa en el Comedy Cellar y actuó durante 15 minutos. No mencionó las acusaciones y el público lo recibió con una ovación

Imagen: Getty
 

El cómico apareció por sorpresa en el Comedy Cellar y actuó durante 15 minutos. No mencionó las acusaciones y el público lo recibió con una ovación

28 Agosto 2018 11:51

Compartir:

El domingo por la noche Louis C.K. apareció por sorpresa en el Comedy Cellar, el club de Nueva York en el que regularmente estrenaba y probaba sus monólogos. Era la primera vez que el cómico actuaba en público después de que el noviembre pasado cinco mujeres lo acusaran de masturbarse delante de ellas.

Pocos días después de que las denuncias se canalizarán a través del movimiento #metoo, Louis C.K. admitió que las acusaciones eran totalmente ciertas, se canceló el estreno de su nueva película y Netflix rompió el contrato que ya tenía firmado para la realización de un segundo especial de stand-up.

Pero su caso, igual que el de Kevin Spacey —cuya última película recaudó solamente 126 dólares en la noche de su estreno—, ha sido excepción. En general, la potencia discursiva y simbólica del #MeToo no se ha traducido en un cambio en los hábitos de producción y consumo audiovisual.

Lo hemos visto en las encuestas, lo hemos visto en la cartelera y hasta lo hemos visto en las entregas de premios: a pesar de las acusaciones que pesan contra él, James Franco se paseó por la fiesta de los Globos de Oro con un pin del Time's Up y en setiembre estrena la segunda temporada de 'The Deuce' en HBO, en la que ejerce doblemente de protagonista.

Por ello, la intervención que hizo Louis C.K en el Comedy Cellar debe verse como un ejercicio para tantear al público. Como ha explicado en The New York Times el dueño del local, Noam Dworman, el monólogo no había sido anunciado —el club es conocido por las actuaciones sorpresa de grandes estrellas— y duró menos de 15 minutos. En él, el creador de 'Horace and Pete' trató los temas que le son habituales —"racismo, propinas, desfiles"— y "sonó cómo si estuviera probando un poco de nuevo material".

Según explican otros cómicos y asistentes, el actor parecía relajado y no hizo ningún tipo de mención a las acusaciones. El público se puso de pie para aplaudirle antes de que empezara el monólogo, y durante el espectáculo no hubo ningún tipo de reacción negativa. Para Dworman, la única queja fue la de una mujer que los llamó el lunes para criticar que no lo hubieran anunciado, ya que en ese caso habría querido decidir si quería verlo o no.

Compartir:

share