PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Culture

Esta escena sexual de 'Sexo en Nueva York' era tan desagradable que HBO no quiso emitirla

H

Paramount Home Entertainment.
 

Avisamos: involucra a un hombre, un perro y... mantequilla de cacahuete

Elena Rue Morgue

11 Junio 2018 20:41

Sexo en Nueva York acaba de cumplir 20 años, lo cual debería estar haciendo que te sientas extremadamente viejo ahora mismo.

Para compensar el bajón que varias generaciones están sintiendo al unísono al darse cuenta de que se les ha escapado la vida entre los dedos y las perspectivas de acabar viviendo la gran vida en Manhattan como las colegas de Sex and The City cada vez son más bajas, sus creadores han decidido dar una entrevista a Vanity Fair contando secretillos sobre el programa. Un poquillo de salseo, que siempre sube el ánimo.

Este que os vamos a relatar es, sin duda, el más chungo de todos.

Se trata de una escena que rodaron para un capítulo Los monógamos de la primera temporada. Su contenido era TAN desagradable que HBO se negó rotundamente a emitirlo. Para refrescaros la memoria: hablamos del episodio en el que Charlotte se echa un novio que es muy pesado con que ella le practique sexo oral, cosa que a Charlotte le va a tocando cada vez más la moral. Ah, importante detalle: el chiquito en cuestión tiene un golden retriever.

El creador de la serie Darren Starr lo explicó así: “En la escena final, ella se ofende por su insistencia en solo querer mamadas. Ella le acusa de que le gusta solo por eso y se larga furiosa. Entonces, cuando vuelve se encuentra a su golden retriever lamiéndole ahí abajo".

“Es un poco terrorífico que grabásemos eso. Le grabamos poniéndose mantequilla de cacahuete en el pene, y Charlotte vuelve como diciendo, ‘Oh, me he pasado’, y entonces ve eso”, comentó la guionista Amy B. Harris. “No puedo creer que ni tan siquiera se nos pasara por la cabeza hacerlo”.

¿Os suena familiar la historia?

Porque esta historia me recuerda demasiado a la leyenda urbana de Sorpresa, Sorpresa, Ricky Martin, la niña y la mermelada. Por cierto, que la historia de Ricky es un fake como un piano de cola, dejad de repetirlo por ahí que me vais a matar de un disgusto a Concha.

Casualmente el estreno de este capítulo en Estados Unidos y del bulo más sonado de la televisión española tuvieron lugar con pocos meses de diferencia, uno en 1998 y otro en 1999. Por suerte, en ambos casos, aunque por motivos diferentes, las imágenes nunca llegaron a ver la luz.

share