PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Lit

Eliminan escenas lésbicas de un cómic, pero tiene una explicación

H

 

La eliminación de dos páginas de contenido sexual del cómic Ghost in The Shell ha enfadado mucho a algunos lectores

Alberto Del Castillo

23 Marzo 2017 14:28

Antes de ayer Planeta Cómic ponía a la venta la nueva edición de Ghost in The Shell, generando en la publicación un debate no exento de polémica. El debate tiene dos frentes abiertos y diferenciados: quienes defienden a Planeta y quienes atacan a la editorial.

La polémica radica en que esta nueva edición cuenta con ciertas modificaciones con respecto a la publicación de 2004. Algunos de los cambios están ligados a una cuestión meramente gráfica, otros a motivos textuales y, la que ha generado controversia, a la eliminación de dos páginas de alto contenido sexual.





Planeta ha argumentado que ni el autor –Masamume Shirow- ni la editorial –Kodansha Comics- le permitían publicar la reedición si no se incluían estas modificaciones.

Aun así, las voces discordantes parecen sentirse ofendidas en el plano personal y les ha faltado argumentar que aquello es como ponerle un calzoncillo al David de Miguel Angel. Porque, además, la eliminación de estas dos páginas ni siquiera afecta a la trama.

Algunos sectores hablan de censura, pero hay que aclarar que estamos ante una versión revisada, un cambio impulsado por el propio autor de la obra. Y probablemente haya un trecho considerable entre censura y lo que ha ocurrido aquí.

Si quieres, se puede seguir la polémica en Facebook:

Parece lógico que si a un autor le brindan la oportunidad de modificar su obra, éste crea conveniente reformar algún que otro concepto del que ahora no tiene por qué sentirse orgulloso.

Los motivos de la reedición de Ghost in The Shell están ligados al estreno, el próximo 31 de marzo, de la adaptación cinematográfica protagonizada por Scarlett Johansson.

La película tampoco está exenta de polémica. Hay quien dice que es una falta de respeto que el reparto de la obra esté formado por occidentales y no por orientales. Al final, con tal de no generar polémica, lo único que se va a poder crear va a ser pan. Y ni eso, porque no faltan los talibanes del pan de centeno, de avena o de soja.

share