PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Lit

Descubren poemas inéditos de Sylvia Plath y Ted Hughes

H

 

Dos investigadores han encontrado en la parte trasera de un viejo cuaderno de la poeta cinco textos inéditos

Alberto Del Castillo

25 Mayo 2017 14:24

Los académicos Gail Crowther y Peter K Steinberg han encontrado unos poemas desconcidos e inéditos de Sylvia Plath y de Ted Hughes en una hoja escondida en la parte de atrás de un cuaderno que perteneció a la poeta.

Unos escritos plasmados en papel de carbón que han estado 50 años al margen de retinas.

De entre lo que han descubierto los académicos hay dos poemas de Plath. Por un lado, To a Refractory Santa Claus, un texto sobre la diferencia climática entre España e Inglaterra escrito poco después de su luna de miel en Benidorm. Se trata de un tema que Sylvia ha explorado en ocasiones posteriores en poemas como Fiesta Melons o Alicante Lullaby.

Y, por otro lado, Megrims, un monólogo desarrollado por un narrador paranoico que habla con un médico sobre una serie de incidentes irregulares como el descubrimiento de una araña en una taza de café o un búho que le ataca.

Crowther y Steinberg también se han dado de bruces con otros dos poemas de Hughes titulados The Shrike y Natural History, así como un quinto posible poema de Plath.

El descubrimiento de estos documentos se sitúa en el marco de la creación de un libro sobre inéditos de Plath por parte de ambos académicos. El libro, de nombre These Ghostly Archives, ha salido a la venta esta semana en Reino Unido y revela poemas, cartas, manuscritos y fotos inéditas.

Una adaptación cinematográfica de La campana de cristal, nuevas cartas que revelan el maltrato de Ted Hughes hacia la poeta, sus diarios y su narrativa recientemente traducida al castellano…  El reconocimiento hacia Plath, el atractivo de su figura y los datos que teníamos sobre ella han aumentado este año y These Ghostly Archives es una clara evidencia de ello.

(Vía The Guardian)

share