PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left
Artículo La pianista china que desafía las reglas de la música clásica con vestidos sexys Culture

Culture

La pianista china que desafía las reglas de la música clásica con vestidos sexys

H

 

"Sí voy a desnudarme con mi música, prefiero sentirme cómoda"

PlayGround

10 Abril 2017 13:45

Imagen: Yujawang.com

Hace pocos días, a la pianista Yuja Wang le sorprendió un hombre por la espalda y le dijo que su ropa era irrespetuosa con Jesús. Fue en una iglesia, en Florencia. Pero ella no solo no se tapó, sino que le contestó. “No sé si el hombre me entendió, pero espero que todo el mundo entienda la palabra que empieza por F”, ha relatado recientenemente para una entrevista al The Guardian.  

"Estaba teniendo un momento espiritual conmigo misma", prosigue la célebre artista china que estos días está girando por Europa, cuando el hombre la importunó.

Al tiempo que da recitales por más de una docena de ciudades, Yuja también se revela contra aquellos que le piden decoro.

Nacida en Beijing hace 30 años, esta artista china es una de las pianistas clásicas más importantes de nuestro siglo. Y también una de las más carismáticas.

Su imagen rompe con la aburrida solemnidad de los recitales convencionales. Desafía las reglas y no conoce de protocolos. Llegó a tocar en la Filarmónica de los Ángeles enfundada en un minúsculo vestido de color naranja. O con la Orquesta Nacional de Roma con una pronunciada apertura en la falda y la espalda completamemte al descubierto.

Pero su indumentaria es, en realidad, lo de menos. Su verdadero mérito está en su talento tan prodigioso como luminoso. Yuja se reapropia de los clásicos, como Brahms o Chopin, con un dominio pasmoso que empezó a desarrollar precozmente a los 6 años. A los 8 interpretó por primera vez a Chopin frente a público. 

A los 14 se fue a estudiar a Canadá y, posteriormente, al Instituto Curtis de Filadelfia, donde se formaron artistas de la talla de Nino Rota, Leonard Bernestein o Juan Diego Flórez. Uno de sus maestros fue el gran director de orquesta Claudio Abbado, con quien ha dado recitales como solista. 

Se fue a EE.UU sola y sin hablar una palabra de inglés. Pero ahora es su hogar. Nunca más regresó a Pekín, donde sí viven sus padres, y a quienes ve unas pocas veces al año. 

Yuja asi siempre se permite licencias o explora con riesgo y acierto en la puesta en escena. Será por eso que su público baja la media de edad de los habituales consumidores de música clásica. 

"Si un hombre pianista viste pantalones ajustados, no voy a pensar qué hay debajo de ellos. Bueno, quizás, sí", se ríe. "Pero si la música es bonita y sensual, ¿por qué no voy vestirme acorde a eso? Para mí esto tiene que ver con el poder y la persuasión. Quizás es un poco sadomasoquista. Pero sí voy a desnudarme con mi música, prefiero sentirme cómoda". 

Yuja Wang ha sido elegida "Música del año" en 2017 por la revista especializada en música clásica Musical America porque representa "una nueva raza, un pack completo y totalmente moderno". Y esa es probablemente una buena descripción. Yuja es un animal exótico en su especie. Una virtuosa de la música clásica con aires de diva del pop. Y es también, probablemente, una de las artistas que conseguido sacar de su nicho un género musical tradicionalmente alejado de las masas.

share