PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left
Artículo Este museo quiere que te lleves el arte a casa (y además es gratis) Culture

Culture

Este museo quiere que te lleves el arte a casa (y además es gratis)

H

 

La muestra Take me (I'm yours) invita a los visitantes a participar, tocar e incluso coger los objetos allí expuestos

silvia laboreo

06 Octubre 2016 12:30

Hay tres cosas que no suelen estar permitidas en los museos convencionales.

No puedes tomar fotos con flash.

No puedes tocar las obras.

Y aún menos llevártelas a casa.

Si en un acto de rebeldía supremo decides sacar el móvil o acercar tu dedo a la pieza de la exposición, no tardará en aparecer un guarda trajeado para echarte una buena bronca. Sin embargo, hay veces que el propio museo se salta estas tres normas establecidas y destruye la imagen tradicional que tenemos de lo que debe ser la experiencia artística.



Es el caso de la exposición Take Me (Im Yours), una invitación a entrar en estrecho contacto con las obras de arte, tanto que, al final de la visita pueden acabar siendo tuyas. La muestra, que se puede ver en el Museo Judío de Nueva York, es una re-edición de una exposición que tuvo lugar en 1995 en la Serpentine Gallery de Londres.

En la edición de 2016 en Nueva York, comisionada por Hans Ulrich Obrist y Jens Hoffmann, se exponen obras de 42 artistas de diferentes partes del mundo. La exposición ofrece la oportunidad de repensar el papel del museo como un archivo. “En lugar de recoger las obras y preservarlas para toda la eternidad, las estamos regalando”, indica la descripción de Take me (I'm yours).


La exposición Take Me (Im Yours), una invitación a entrar en estrecho contacto con las obras de arte, tanto que, al final de la visita pueden acabar siendo tuyas


El visitante solo tiene que abastecerse con las bolsas de papel situadas a la entrada de la exposición y comenzar la recolección de obras de arte. Entre los objetos que se pueden coger en la exposición se encuentra un pequeño bote de plástico transparente de Yoko Ono; un pin de "God Save the Queen" (Gilbert & George); cintas de cientos de colores con mensajes reivindicativos (Andrea Bowers); fotografías en blanco y negro de chicas pin-up de los años 40 (Hans- Peter Feldmann); una camiseta con la frase “La libertad no puede simularse” (Rirkrit Tiravanija) o una lata plateada con un dibujo de limones impreso (Adriana Martínez).



Por supuesto, los objetos ahí expuestos no han salido gratis. El museo lanzó un crowfunding donde recogió más de 30.000 dólares y también se financió mediante donaciones. Todo para lograr un solo objetivo: “crear un espacio democrático para todos los visitantes a tomar la propiedad de obras de arte y conservar sus colecciones de arte personales, al subvertir la política habitual de valor, el consumismo y la experiencia del museo”.








share