PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Culture

El lado oscuro de Vero, la app que presuntamente iba a sustituir a Instagram

H

 

Resumiendo: mejor no te la descargues

R.S.M.

01 Marzo 2018 17:18

Seguro que has escuchado a tus amigos o visto tuits de personas rajando de Instagram. El nuevo algoritmo de la app hace que las fotos no aparezcan ya en orden cronológico y muchos se quejan de que el número de likes que reciben ha bajado considerablemente. Como respuesta, muchos han decidido empezar a utilizar una nueva aplicación, Vero. El problema es que está app no es nueva, tiene un trasfondo bastante oscuro y, no nos engañemos, es una mierda.

Vero, que en italiano significa ‘verdad’, sirve para lo mismo que Instagram o Snapchat: compartir fotografías y vídeos. Aunque se lanzó en 2015, nunca ha sido tan popular como en los últimos días, en los que se ha convertido en una de las aplicaciones más descargadas de la App Store. Es más, varios usuarios de Instagram han llegado a subir capturas de pantalla de sus perfiles en Vero, en las que pedían a sus seguidores que les siguieran la pista en esta red social.

Pero lo cierto es que Vero deja mucho que desear. Aunque tenga una interfaz atractiva y prometa no tener anuncios, es poco intuitiva y lenta de narices. Crearse una cuenta cuesta una eternidad, además de que solicita tu número de teléfono y tu email para poder hacer el registro y, de paso también, llenarte de spam.

El menú de Vero es un lío: todos los iconos están apelotonados en el margen derecho y son tan pequeños que pulsar encima de ellos es casi imposible. Tiene pocos usuarios y a los pocos que tiene, los confunde con su dificil manejo. Tras hacer la prueba, muchos atrevidos soltaron en Twitter su frustración con la app.

"Vero es una mierda."

"No quiero ofender pero Vero es una mierda y tarda la vida en cargar y actualizarse."

"¿Por qué narices me he descargado Vero?"

"Vero da problemas y es lenta pero puedo sentir (¿soy solo yo?) la desesperación de saltar del barco de Instagram y su algoritmo".

Pero lo que también está inquietando a los usuarios es lo que hay detrás de Vero. La app la fundó el multimillonario libenés Ayman Hariri, hijo del exprimer ministro Rafiq Hariri, asesinado en 2005 en un atentado con coche bomba. Parte de su fortuna se gestó gracias a la compañía Saudi Oger, una constructora desaparecida y que tiene en su historial denuncias de abuso laboral y 31.000 demandas de impagos de salarios.

Según Reuters, los empleados fueron obligados a hospedarse en habitaciones abarrotadas en campos de trabajo que construyó la propia empresa. La nueva app también guarda una estrecha relación con Rusia. La mayoría de sus ingenieros son de este país eurasiático y los hermanos de Ayman están vinculados con Vladimir Putin. Todas estas informaciones han hecho que también aparezcan por Twitter comentarios que censuran el uso de Vero.

"Para que todo el mundo lo sepa: La gente que está detrás de esta app son tan horrorosos como la propia app."

[Vía Mashable, Daily Beast]

share