PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Culture

Tarantino se disculpa con la mujer a la que Polanski violó: “Fui un ignorante”

H

 

"Quise jugar al abogado del diablo por el simple hecho de querer provocar”

PlayGround

09 Febrero 2018 13:17

Quentin Tarantino ha pedido perdón por sus declaraciones de 2003 en las que afirmaba que Roman Polanksi no violó a Samantha Geimer. En una entrevista que esta semana resurgió en internet, señalaba que la niña de por aquel entonces 13 años “quería” tener sexo con el cineasta y que, si de algo era culpable Polanski, era de mantener relaciones con una menor, pero no de abuso sexual.

El martes Geimer concedió una entrevista en la que explicó que agradecería unas disculpas del director de Kill Bill. “No estoy enfadada con él, pero me sentiría mejor si se diera cuenta, tras escuchar cómo sucedieron los hechos, de que se equivocó”, comentó a Daily News.

Según recoge Indiewire, al día siguiente Tarantino contactó con Geimer para pedirle perdón; un perdón que también ha compartido con todo el mundo a través de un comunicado: “Quiero disculparme públicamente con Samantha Geimer por especular sobre ella y sobre el crimen que sufrió. Quince años después, me doy cuenta de que estaba equivocado. Roman Polanski violó a Geimer”.

En el texto señala que cuando el presentador del programa mencionó al cineasta franco-polaco jugó “incorrectamente a ser abogado del diablo por el simple hecho de querer provocar”. “No tuve en cuenta sus sentimientos”, confiesa.

“Señorita Geimer, fui un ignorante, un insensible y, sobre todo, me equivoqué. Lo siento mucho”, termina el comunicado.

Polanski fue acusado de drogar, dar bebidas alcohólicas y violar en 1977 a Samantha Geimer cuando todavía era menor de edad. El director se declaró culpable de mantener relaciones sexuales con una menor y, desde entonces, no puede pisar suelo estadounidense.

Tras su perdón queda por ver como reaccionará Hollywood y la industria del cine. En noviembre de 2017, cuando el movimiento #MeToo estaba despegando, cinco estudios pujaron por su novena película, que finalmente se ha quedado Sony. Su próxima cinta se centrará en los asesinatos de Charles Manson y Roman Polanski será uno de los personajes, ya que su esposa Sharon Tate fue una de las víctimas de la familia de Manson en 1969.

share