PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left
Artículo Paz de la Huerta: "Harvey Weinstein me violó dos veces en mi propio apartamento" Culture

Culture

Paz de la Huerta: "Harvey Weinstein me violó dos veces en mi propio apartamento"

H

 

El crudo relato de la actriz podría llevar a la cárcel al 'depredador sexual de Hollywood'

L.M.R.

03 Noviembre 2017 16:46

Paz de la Huerta también fue violada por Harvey Weinstein. Hasta dos veces. La revelación llegó de su boca en declaraciones para la CBS. Sucedió en 2010, cuando ella estaba en el momento más dulce de su carrera, cabalgando la ola cálida de Enter the Void y disfrutando de un papel fijo en la serie Boardwalk Empire. En ambas ocasiones, la agresión se produjo en el propio apartamento de la actriz. Paz tenía 26 años.

El primer “incidente” tuvo lugar una noche de noviembre. De la Huerta se topó por casualidad con Weinstein en el bar del hotel The Standard, High Line en Manhattan. El productor se ofreció a llevarla en coche hasta su casa en Tribeca. Ella aceptó.

Paz no tenía razones para desconfiar. Weinstein no era ningún extraño. Ambos se conocían personalmente desde que ella era una niña preadolescente. Su primer encuentro se remonta a 1999, con motivo del rodaje de Las normas de la casa de la sidra, una película que Harvey produjo a través de su empresa Miramax. La actriz tenía entonces 14 años. Desde entonces habían mantenido el contacto, siempre en un plano estrictamente profesional.

El trayecto en coche fue de lo más normal. Small talk. Pero al llegar a la dirección que ella le había dado, Weinstein empezó a exigir. Insistió en que debía invitarle a subir. Que no se iba a ir de allí sin antes tomarse una copa con ella. “Las cosas se volvieron muy incómodas muy rápidamente”, rememora la actriz.

“Tan pronto como entramos en la casa, empezó a besarme y yo me hice a un lado. Luego me tiró sobre la cama, bajó sus pantalones y subió mi falda. Sentí miedo... no fue algo consensual... Pasó muy rápido... Él se clavó dentro de mí... Cuando acabó me dijo que me llamaría. Yo me quedé tendida en la cama en shock”.

Me tiró sobre la cama, bajó sus pantalones y subió mi falda. Sentí miedo... no fue algo consensual... Pasó muy rápido... Él se clavó dentro de mí... Cuando acabó me dijo que me llamaría. Yo me quedé tendida en la cama en shock

Paz de la Huerta

La segunda agresión se produjo al mes siguiente, concretamente el 23 de diciembre de aquel año 2010. De la Huerta volvía aquel día a casa después de una sesión de fotos, había estado bebiendo. Al entrar al lobby de su edificio, se encontró al productor allí plantado, esperando.

Cuenta la actriz que él la había estado llamando en los días previos y ella le había pedido que la dejara en paz. Weinstein se había plantado allí sin ser invitado y sin avisar. Al verle, Paz se sintió asustada.

“Se puso susurrante y me dijo, 'Hablemos de esto en tu apartamento'. Yo no estaba en el mejor estado... Estaba aterrorizada... Le dije que no una primera vez, y cuando ya estaba subido encima de mí le dije, 'No quiero hacer esto'. Él siguió follándome y fue asqueroso. Es como un cerdo... Me violó. Yo me quedé allí tendida sintiéndome enferma. Me miró y dijo, 'Te pondré en algún proyecto'. Se marchó y nunca volví a saber de él. Sabía que lo que acababa de hacer estaba mal”.

Cuando ya estaba subido encima de mí le dije, 'No quiero hacer esto'. Él siguió follándome y fue asqueroso. Es como un cerdo... Me violó

Paz de la Huerta

La gota que colma

El relato de Paz de la Huerta no difiere del de otras muchas mujeres que en las últimas semanas han contado sus desencuentros con Weinstein, pero sí presenta una singularidad: su testimonio sí podría traer justicia a las víctimas.

Hablamos de ese tipo de justicia que va más allá de ver arruinada la carrera profesional de aquel que te agredió. Porque de las más de 60 mujeres que han dado un paso al frente para relatar con mayor o menor detalle sus malas experiencias con el 'depredador sexual de Hollywood', como ya se conoce a Weinstein, hasta 7 han hablado de violación.

Rose McGowan, Annabella Sciorra, Lysette Anthony, Lucia Evans, Asia Argento, Natassia Malthe... Seguro que a ellas lo de ver a Harvey expulsado de la Academia de Cine o de la asociación de productores estadounidenses les produce un cierto alivio, pero no un alivio suficiente. Porque lo que ellas sufrieron no es una cuestión de modales viejos, ni de códigos éticos o malas prácticas en el seno de la industria del cine. Lo que ellas sufrieron es un crimen tipificado por la ley.

Pero la ley tiene sus límites. Y lo cierto es que, hasta ayer, ninguna de las investigaciones iniciadas al hilo de las denuncias por violación presentadas contra Weinstein había dado lugar a un caso criminal claro contra él. La condena, hasta ahora, es simplemente mediática.

En base a mis entrevistas con Paz, creo que desde el punto de vista de la Policía de Nueva York tenemos suficiente para proceder al arresto de Weinstein

Nicholas DiGaudio, detective de la NYPD

A ojos de la ley, las investigaciones abiertas hasta ahora no son concluyentes. No lo son o porque se entiende que no existen evidencias suficientes, o porque esas denuncias llegaron “demasiado tarde” en relación a unos hechos que sucedieron hace “demasiado tiempo”. Por eso el testimonio de De la Huerta es tan importante: al referirse a unos hechos producidos con posterioridad a junio del 2006, su caso si entraría dentro de los supuestos perseguibles de acuerdo a la disposición legislativa en materia de plazos de la ley que regula los crímenes sexuales en el Estado de Nueva York.

Además, en su caso existen al menos dos terceras personas que pueden refrendar la historia de la actriz. Una es su terapeuta de aquella época, SueAnne Piliero, con quien De la Huerta discutió en su momento las sensaciones de culpa e indefensión que le habían producido aquellos encuentros sexuales no consentidos y su trauma posterior. La otra es un periodista, Alexis Faith, que en 2014 grabó una entrevista con Paz en la que esta ya denunciaba las violaciones. Al final, aquella conversación no vio la luz a petición de la actriz. Pesó el miedo.

Estos elementos hacen que el crudo relato de la actriz sea, hasta ahora, el que mejor se presta a construir un caso criminal sólido contra Weinstein. Y ese caso ya se está moviendo.

De la Huerta ha sido entrevistada por Nicholas DiGaudio, el detective de la policía neoyorquina que lidera la investigación contra Weinstein. “Con base en mis entrevistas con Paz, creo que desde el punto de vista de la Policía de Nueva York tenemos suficiente para proceder a su arresto”, ha dicho DiGaudio en referencia a Weinstein. El Fiscal del Distrito de Nueva York, Cyrus R. Vance Jr., también ha confirmado que está al tanto de esta nueva acusación y que ha pedido a su fiscal asistente, Maxime B. Rosenthal, que estudie el caso para ver si pueden actuar.

Parece que, ahora sí, Weinstein podría tener que enfrentarse al peso de la ley. Ese día podremos decir aquello de que a todo cerdo le llega su San Martín.

share