PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Culture

El productor de Lars von Trier dice que "dejará de tocar culos" en el trabajo

H

 

“He sido culpable de esto durante 25 años por mi afición por palmear culos, y fue delicioso hasta el mismo instante en el que me dijeron que tenía que dejarlo”

Elena Rue Morgue

11 Mayo 2018 13:27

Peter Aalbaek Jensen, productor que lleva 25 años trabajando con Lars von Trier en Zentropa, la productora que formaron juntos, ha dicho en unas declaraciones al Hollywood Reporter que va a dejar de meter mano a sus subordinados.

“Siempre he sido un tipo alegre y he ido dando palmadas en el culo de los chicos y las chicas de la compañía durante 20 años, pero nunca intenté follarme a nadie…”, aseguró. “Estos días esto se ve diferente que hace cinco, diez o quince años… así que dejaré de palmear culos”.

Cuando Jensen habla de “palmear culos” nos viene a la mente el clásico jefe machista que pega una cachetada al pasar a su secretaria, pero al parecer las cosas fueron incluso más graves que eso.

Las declaraciones del productor llegan después de que el gobierno danés comenzara una investigación sobre las prácticas que tenían lugar en Zentropa, la productora del cineasta Lars von Trier, en la que Jensen trabaja.

El gobierno se implicó en el asunto tras la publicación de dos artículos en diferentes diarios daneses en los que se hablaba de una cultura de abuso muy arraigada en el estudio y se acusaba a Jensen de castigar a los aprendices con azotes cuando lo hacían mal. Él mismo confirmó esta práctica en una entrevista de radio.

Su compañera de producción en films como Melancolía y Anticristo, Meta Louise Foldager Sørensen, es una de las personas que ha señalado a Jensen.

Finalmente, la Autoridad de Ambiente Laboral Danesa ha determinado que la empresa ha generado un nuevo código de conducta y ha tomado pasos reales para cambiar el trato con sus empleados. Aunque ese argumento se desmorona con la reciente entrevista de Jensen al diario Politiken en la que aseguró no conocer las nuevas normas de la empresa y se negó a seguir, lo que él llamó “reglas de boy scout”.



“Sé que soy culpable y que he sido culpable de esto durante 25 años por mi afición por palmear culos, y fue delicioso hasta el mismo instante en el que me dijeron que tenía que dejarlo”, dijo el productor, sonando bastante poco concienciado por los motivos por los que no está bien tener ese tipo de conductas.

Jensen, que fue el CEO de la compañía desde 2016 y es dueño de un 25% de la empresa, tiene ahora la orden de no poder tratar con los y las aprendices.

share