PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Culture

Beyoncé hace historia en Coachella con un concierto descomunal

H

Getty Images
 

Se convirtió en la primera artista negra en encabezar el cartel del festival. Y lo hizo con un concierto que pasará a la historia

PlayGround

16 Abril 2018 11:59

Nunca había ocurrido hasta que, ayer, las tornas cambiaron: una artista negra protagonizaba el concierto principal del festival Coachella, y su nombre es Beyoncé Giselle Knowles-Carter.

O, simplemente, Beyoncé.

Aunque la cantante tenía que haber sido cabeza de cartel el año pasado, junto a Radiohead y Kendrick Lamar, su embarazo la obligó a cancelar el show –finalmente, sería Lady Gaga la encargada de sustituirla. Así, Coachella 2018 no sólo ha servido para que Beyoncé se resarza, sino para ganar tiempo, 15 meses de preparación, y hacer de su directo algo absolutamente inolvidable.

Definido por New York Times como “significativo, absorbente, poderoso y radical”, el show de Beyoncé tuvo como leitmotiv las históricas facultades y universidades negras, de las que Knowles-Carter tomó prestada la marching band que la acompañó en directo. Junto a ellos, interpretó covers como el Lilac Wine de Nina Simone o Life every voice and sing, el himno nacional negro.

Durante un impactante show de dos horas de duración, en las que Beyoncé fue arropada por docenas de bailarines, también la acompañaron sobre el escenario sus colaboradores más estrechos. Su marido Jay-Z interpretó con ella Déja vu, mientras que su hermana Solange bailó durante el transcurso de Get me bodied. Las compañeras con las que compartió girlband, Destinity Child, se reunirían con ella para cantar Lose my breath, Say my name y Soldier.

Entre canción y canción, fragmentos hablados de Malcom X y Chimamanda Ngozi Adichie, en un concierto que fue tan significativo en lo musical como en lo político.

Drunk in love, Bow down, Formation y Baby Boy también estuvieron entre las elegidas.

Al final de su set, la cantante se despidió con un “gracias por permitirme ser la primera mujer negra en encabezar el cartel de Coachella”.

Una publicación compartida de Beyoncé (@beyonce) el

share