PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left
Artículo Alice Glass acusa a su ex compañero en Crystal Castles de violación y acoso Culture

Culture

Alice Glass acusa a su ex compañero en Crystal Castles de violación y acoso

H

 

Lo cuenta en un turbador comunicado. Ethan Kath, por su parte, ya ha respondido

PlayGround

25 Octubre 2017 13:44

Getty Images

“Como ya sabéis algunos, no es la primera vez que hablo sobre los abusos que he sufrido”, dice Alice Glass en un comunicado. “Por miedo, nunca hice público el nombre de mi agresor”, continúa la ex componente de Crystal Castles, a la que #MeToo dice haber inspirado “a ser más directa, sea cual sea el coste”. A señalar, en definitiva, al hombre que había abusado de ella.

Para sorpresa de todos, ése no es otro que su compañero en Crystal Castles, Ethan Kath.

LEER MÁS: Denuncian experiencias de acoso sexual con el hashtag #MeToo

“La primera vez que él se sobrepasó conmigo”, recuerda Glass en un comunicado colgado en su página web, “yo tenía 15 años. Él, diez años más. Fue en la parte trasera de su coche, en la que yo estaba cerca del coma etílico por todas las bebidas que él me ofreció esa noche”. Tras eso, cuenta Glass, Kath empezó a espiarla y a aparecer en sitios en los que ella estaba de fiesta.

“Era muy manipulador conmigo”, añade. “Averiguaba cuáles eran mis inseguridades y las explotaba: utilizó lo que aprendió de mí en mi contra”. Durante meses, Glass dice que su compañero le daba drogas y alcohol para intoxicarla y poder tener así sexo con ella. “No siempre era consentido, y él siempre permanecía sobrio cuando estábamos juntos”.

De ese abuso, Alice hizo canciones. Stillbirth, uno de sus temas en solitario, tenía una letra de lo más descarnada: en ella, Glass cargaba duramente contra una figura, aún, sin rostro –empieza con un directo “estoy esperando a que te mueras”.

Pese al abuso, Kath la convenció para montar un grupo: Crystal Castles. “Incluso con la música de por medio, él creó un ambiente tóxico con el que me vi obligada a lidiar”. Para su primer single, Alice Practice, Kath “le contó a la prensa que se trataba de una grabación 'accidental, haciendo de menos mi parte en esa creación. Era una manera de menospreciarme y aprovecharse de mi inseguridad”.

Cuando Crystal Castles empezaron su escalada de popularidad, Ethan pasó a controlar los hábitos de Alice: “lo que comía, con quién podía hablar, dónde podía ir, lo que podía decir en público, cómo me podía vestir”. Kath tampoco permitía a Glass “hacer entrevistas o sesiones de fotos a no ser que él tuviese el control de las mismas”.

La cantante cuenta como también sufrió maltrato físico, a la vez que su compañero “tomaba fotos de mis moratones y las colgaba en Internet”. El abuso más severo, sin embargo, fue el psicológico. “Controlaba todo lo que hacía: no me dejaba tener teléfono o tarjeta de crédito propia, decidía quién podía y quién no podía ser mi amigo, leía mis mails privados, restringía mi acceso a redes sociales y regulaba mi dieta”.

También la forzó en varias ocasiones a tener sexo con él, amenazándola, si se negaba, a echarla del grupo. “Me explicaba que éramos nosotros contra el mundo, porque todos los demás me tenían por una perdedora, un chiste, una payasa sin talento”, escribe Glass. “Le creí, y tuve tendencias suicidas durante años por ello”.

La cantante, finalmente cortó por lo sano y salió ella misma de Crystal Castles en 2014. “Fue la decisión más difícil que he tomado en la vida”, asegura. “Pese a lo difícil que fue, sabía que irme era la mejor opción que podía tomar. Me ha llevado años recuperarme de casi una década de abuso, manipulación y control psicológico. Todavía lo estoy haciendo”.

LEER MÁS: Björk denuncia el acoso sexual de un director

Ethan Kath ya ha respondido al comunicado de su ex-compañera: a través de su abogado, el artista ha dicho sentirse “herido y ultrajado”. La historia de Alice, dice Kath para Pitchfork, “es pura ficción, por lo que estoy consultando a mi equipo jurídico para valorar nuestras opciones legales. Afortunadamente, tengo muchos testigos que podrían y podrán confirmar que nunca he abusado de Alice”.

Crystal Castles, que continuaban su andadura a pesar de la marcha de Alice, han cancelado sus próximos conciertos debido a las acusaciones que ésta ha vertido sobre Kant.

share