PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Culture

La escena de ‘El Hilo Invisible’ que dejó sin palabras al director de ‘Get Out’

H

 

Jordan Peele admite que la última película de Paul Thomas Anderson le "jodió la puta cabeza"

PlayGround

14 Febrero 2018 11:54

El Hilo Invisible me voló la puta cabeza”, reveló Jordan Peele al público del Santa Barbara International Film Festival. El director de Get Out quedó prendado, sobre todo, de la escena en que Daniel Day-Lewis busca a Vicky Krieps entre la multitud que celebra fin de año.

“La emoción, la psicología y la belleza visual de esa escena tienen tal armonía, es un momento tan cinemático, que me dejó sin palabras”, confesó Peele. “Me asfixiaba solo de pensar en cómo el personaje, mientras busca a la mujer que ama, cae en la cuenta de que se ha abierto una brecha insalvable entre los dos”.

“Es precioso como busca a su amada y, a la vez, entiende que tiene que dejarla hacer su propio camino”, añadió. “No sé si esa es la idea que quería transmitirnos la película, quizás sea una paja que me hecho yo; en cualquier caso, secuencias como ésa me hacen decir: ¡Esto sí que es cine!”.

La admiración es recíproca: Paul Thomas Anderson, que asistió al mismo festival que Peele, dijo que el largometraje de Jordan le había ayudado durante el rodaje londinense de El Hilo Invisible. “Pasaba por un momento de inseguridad, así que decidí tomarme un descanso e ir al cine”. ¿La película escogida? Get Out.

“Era fan de lo que (Peele) hacía en televisión, pero su película me inspiró muy profundamente”.

Si en el qué de sus películas, Anderson y Peele no encuentran desavenencia alguna, el cómo ya es harina de otro costal: El Hilo Invisible, como ya es costumbre en el director de Magnolia, está rodada en celuloide de 70mm y pensada para ver en gran pantalla, algo que Peele no hizo.

“Tres semanas atrás”, recuerda Peele, “cuando conocí a Paul le dije: ‘¡Tío, me ha encantado El Hilo Invisible!’. Él me contestó: ‘¿Sí? ¿Dónde la viste?’. Y yo: ‘¡En un screener!’. Se le quedó una cara, en plan ‘ohh’; ahí me di cuenta que había perdido a Paul para siempre”, bromeó el realizador.

share