PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left
Artículo Ataca a machetazos al dependiente de una tienda cuando le dicen que no hay maíz Content

Content

Ataca a machetazos al dependiente de una tienda cuando le dicen que no hay maíz

H

 

Y la cosa no acabó ahí

Playground community

19 Diciembre 2018 23:54

Hay gente que está “más allá” de cualquier ayuda que los cursos de “control de la ira” le puedan ofrecer. Este hombre, por ejemplo.

Las imágenes nos llegan desde China, desde la ciudad de Nanning, en la Región Autónoma de Zhuang, y fueron grabadas el pasado 10 de diciembre. La filmación nos muestra a un cliente de una tienda atacando con un cuchillo de grandes dimensiones a uno de los responsables de la atención al público en el local.

Pensadlo bien. No se trata de un atraco ni ningún delito por el estilo. Repetimos: un cliente saca un machete y ataca con él a un empleado. ¿El motivo? Una mazorca de maíz.

Sí. Al parecer en una visita previa, unos minutos antes, este impresentable ya había abofeteado a otro empleado de esa misma tienda cuando él pidió comprar maíz hervido y el dependiente le informó de que no quedaba. Todo el maíz se había vendido. Sin mediar palabra, tortazo.

El encargado de la tienda optó por llamar a la policía para denunciar esa agresión. El agresor tomó ese acto perfectamente normal como algo personal, y un rato después regresó a la tienda para hacer lo que veis en el vídeo.

Vídeo relacionado:

La cámara de seguridad lo registró todo, empezando por el rostro del atacante, cosa que demuestra en qué grado de nebulosa se encontraba su cabeza.

Atacar con un cuchillo ya es malo per se, pero es que cuando el encargado de la tienda cayó al suelo víctima del ataque, el bruto le volcó encima un pote de sopa caliente, provocándole quemaduras.

La intención agresiva ha traído malas consecuencias. Que el agresor se tomara más de media hora entre ambas acciones lo empeora ya que demuestra planificación y determinación en sus actos. No puede decirse que fuera el “el calor del momento”.

Esperemos que la investigación policial en marcha cierre bien este caso. Y aprovechemos estos ejemplos extremos para repensar cómo educamos a los adultos del futuro.

Vídeo relacionado:

share