PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Like, Share & Do

Sports

"Espero que le peguen un tiro en la cabeza a Draymond Green"

Una amenaza de muerte enciende los playoffs de la NBA, pero deja al descubierto la brutal criminalidad en una ciudad de EEUU

Omar Naboulsi

08 Mayo 2018 14:40

Draymond Green es uno de los villanos de la NBA. Desde que Mak Jackson apostara por él en aquellos Playoffs de 2013, año tras año ha ido demostrando que es uno de los mejores jugadores mundo, aunque también uno de los mayores provocadores.

Su brutal defensa combina momentos de colocación, anticipación y lucha con algún golpe bajo y mucho trash talking. Es justo lo que necesitan Curry, Durant y Klay Thompson para que los Golden State Warriors sean uno de los mejores equipos en defensa del campeonato. En plenas Semifinales de Conferencia de la NBA, Green ya ha tenido sus más y sus menos con Rajon Rondo, el base de los New Orleans Pelicans, y los aficionados de la franquicia de Louisiana le han cogido la matrícula.

Sin embargo, una cosa es provocar y otra amenazar vilmente. Esa línea la ha cruzado el humorista Andrew Polk, aficionado de los Pelicans, que perdió los papeles en Twitter el cuarto partido de la serie -van ganando los Warriors por 3-1-.

"Espero que le peguen un tiro en la cabeza a Draymond Green cuando salga del pabellón, lo que viendo las estadísticas de la ciudad tiene un 37% de posibilidades de suceder", escribió Polk, aunque después borró el tweet.

Eso no evitó que el mensaje llegara al point forward de los Warriors, que le replicó en la rueda de prensa posterior al partido. "Si él siente que tiene que hacer algo así por el baloncesto siento pena por él. Es triste que una persona pueda tomarse esto tan en serio. Al final del día esto es un juego. Amenazas de muerte. Espero que consiga la ayuda que necesita", replicó.

Unas horas después, el propio Folk escribió otra serie de tweets disculpándose.

"En un intento por hacer una broma fruto de los nervios he cruzado la línea y eso no me agrada. Acepto las consecuencias y asumo toda la responsabilidad por las críticas. Fue un error que lamento. Esto es sólo un juego y estaba haciendo una broma desde la frustración y la exageración".

La broma de mal gusto de Polk hacía alusión al alto índice de criminalidad que existe en Nueva Orleans, unos registros que subieron muchísimo en los años posteriores al huracán Katrina y que se han ido estabilizando con el paso del tiempo.

No obstante, sigue siendo la tercera ciudad más peligrosa de los EEUU tras St. Louis y Baltimore, además de ocupar la novena posición en homicidios.

Este año ya han sido asesinadas 63 personas, y el pasado 157. En 2017, Nueva Orleans tuvo un promedio de un asesinato cada dos días durante los primeros seis meses del año -96 asesinatos-, tal y como indican los datos de NeighborhoodScout. Actualmente, la tasa de homicidios es de 24.5 por cada 100.000 habitantes, unos registros muy preocupantes para una ciudad de menos de 400.000 habitantes. Con estos datos sobre la mesa, la broma de mal gusto de Polk aún es más desagradable si cabe teniendo en cuenta las probabilidades que tiene la gente de morir en Nueva Orleans.

crónica baloncesto violencia eeuu nba golden state warriors draymond green criminalidad nueva orleans

Otras notícias

S
La Conmebol prohíbe jugar al Corinthians con su camiseta de la "Democracia Corinthiana"
F
121 enfermos y una víctima mortal por lechugas infectadas con E.Coli
S
Empieza el Giro más politizado de la historia
S
Mo Salah, el nuevo embajador mundial del Islam
S
Violencia y comedia: la relación de ETA y el fútbol en cinco apuntes
S
El desastre del Ascenso MX: los clubes no suben, tampoco bajan
S
Males del fútbol moderno: cuando ganar Liga y Copa no sirve de nada
F
¿Qué país consume más azúcar en Latinoamérica?
S
Un equipo de fútbol dejará de llamarse 'La Manada' por respeto a la víctima
S
¿De veras necesita Boca Juniors a Buffon?
S
France Football reconoce que le debe un Balón de Oro a Iniesta
S
Cómo ganar dos Copas de Europa con tu pata de palo