PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Like, Share & Do

Sports

Un suicidio, una foto y un año para resolverla

Dos niños alzan sus brazos, otro llora. Esta imagen esconde algo fascinante

I.P.

15 Noviembre 2017 13:43

La primera vez que Anders Bengtsson vio la foto fue hace 11 años, pero esta era más antigua.

La imagen, con tres jóvenes futbolistas, dos celebrando y otro lamentándose, fue tomada en julio de 1990 durante un torneo infantil en Gotemburgo. Su autor, Peter Widing, se suicidó en mayo del pasado año.

Desde entonces Bengtsson, sueco como Widing y compañero de este en la redacción de la revista Offside, ha estado obsesionado con la foto: quería encontrar a sus jóvenes protagonistas como homenaje a su amigo. Lo ha contado en su medio y The Guardian lo ha traducido.

Comenzó un viaje que ha durado un año. Y en el que ha tenido éxito.

Sabía que la imagen había sido tomada durante la Gothia Cup de hace 27 años, y había calculado sus edades actuales: si entonces parecían tener entre 11 y 13, ahora deberían tener alrededor de 38 o 40.

Pero su mayor pista era el escudo de los dos niños rubios vestidos de verdiblanco. Pertenece al Bele IK, un equipo de las afueras de Estocolmo. Revisó la prensa de la época, pero no era nada fácil encontrar nada. Además, unos 937 equipos de 42 países diferentes habían tomado parte en el torneo. Y futbolistas... Alan Shearer, Andrea Pirlo, Xabi Alonso y Zlatan Ibrahimovic han pasado por aquel torneo sueco de verano.

Durante el tiempo de búsqueda infructuosa, Bengtsson llegó a pensar que uno, de los dos, o los dos chicos, podrían incluso haber muerto, o haberse convertido en asesinos, o haber llegado a jugar en la liga sueca y que, siendo así, podría hasta haberlos ya entrevistado...

... Hasta que recibió un mensaje de un trabajador del club. Tenía los nombres: Mattias Dixner y Markus Gellner. Bengtsson llamó a este último y le dijo que era un torneo para menores de 12. Gellner llegó a jugar en las categorías inferiores del AIK Solna hasta que le frenó una lesión. Se dedicó posteriormente al fitness hasta que comenzó a echar de menos poder disfrutar de las barbacoas y cervezas como hacían sus amigos. Dixner no vivía el fútbol tan intensamente y de hecho hoy prefiere seguir la Fórmula 1. Ambos eran en aquel momento best-friends, pero acabaron perdiendo el contacto.

Mattias Dixner y Markus Gellner. Fotografía de Daniel Nilsson

Tanto él como Dixner recordaban haber jugado contra un equipo alemán. Y contra uno de Malta.

Bengtsson escribió de nuevo un email al Bele IK: "¿alguien con muy buena memoria por ahí que recuerde haber jugado contra un equipo maltés?". La respuesta que obtuvo le puso en el buen camino: "hemos jugado contra muchos equipos de ese país y todos tenían un mismo entrenador: Edgar Tonna. Seguro que él sabe".

La respuesta de Tonna por correo tardó una semana eterna para Bengtsson. Pero llegó: "El chico de la foto es Kevin Fenech. Jugaba en los Naxxar Lions y le llamaban 'el Paul Gascoigne maltés por su regate'". Llevaba además su mismo corte de pelo y tampoco era, como el inglés, de tipo fino. Tonna le daba además el teléfono del tercer protagonista de la imagen.

Voló a Malta.

Primero quedó con Tonna, entonces entrenador de Fenech, que le contó un par de anécdotas agridulces de aquel equipo. El portero murió de leucemia poco después. Otro chico conoció allí a una niña china y hoy son pareja.

Y finalmente conoció a Fenech, hoy de 39 años. Ya no era aquel chico rellenito de la foto. "¿Rellenito? ¡Estaba gordo! Me encantaban los helados", le reconoció. Desde hace años trabaja como administrativo en el ejército maltés, sin poder evitar sentirse culpable de todos los refugiados que llegan desde el Norte de África al país mediterráneo.

Pero, sobre todo, Fenech aportó un dato que cambió el sentido de la foto. Aquel partido no lo perdió su equipo. Lo ganaron 3-1, y el momento en que Widing sacó la imagen capturó la rabia del maltés cuando los suecos le marcaron su único gol.

Quien sí ha ganado es Bengtsson. Su viaje acaba con una agradable certeza: los tres protagonistas de la imagen están contentos con su vida actual. Es un viaje de homenaje que acaba, también, recordando a su amigo con un trago de vino en las costas de Malta. Quién se lo iba a decir.

Kevin Fenech. Fotografía de Anders Bengtsson

fotografía fútbol sociedad

Otras notícias

S
Ronaldinho deja el fútbol: conoce la historia oculta de la ovación que se llevó en el Bernabéu
S
Este de la campeona de versos de Euskal Herria es uno de los momentos más potentes que vas a ver este año sobre un campo de fútbol
N
La crisis les arruinó, ahora un juez les da una segunda oportunidad cancelando todas sus deudas
S
Este futbolista se iba a suicidar y un seguidor le salvó la vida
S
Identifican a 5 miembros de Frente Atlético por la muerte del aficionado del Deportivo
S
Vuelve la sombra del racismo a La Liga: "Me llamó negro de mierda"
S
Ira en Francia: un árbitro da una patada y expulsa a un futbolista
C
La gente no entiende cómo esta fotógrafa se atrevió a mandar estos retoques de Photoshop
N
Un terremoto de 7,3 grados sacude Perú: Reporte PlayGround
S
Arabia Saudí autoriza a las mujeres ir al fútbol por primera vez
S
Un Barça de récord, un Real Madrid hundido sin visos de mejora
S
Disparan a Naki, jugador crítico con Erdogan, mientras conducía
S
Un tipo diferente: adiós al mejor portero de la historia del Barça y de La Liga