PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Like, Share & Do

Sports

Por qué Leo Messi y LeBron James son los putos amos en sus deportes

Dominan fútbol y baloncesto andando, literalmente

Omar Naboulsi

10 Mayo 2018 10:35

La rueda de prensa más recordada de Pep Guardiola como entrenador del FC Barcelona fue cuando se refirió a Mourinho como el "puto amo". Fueron dos palabras que dieron la vuelta al mundo y hacían referencia al entonces entrenador del Real Madrid como genio y figura en las artes de comunicación. Hay una comparativa que convierte a Messi y LeBron en "los putos amos" en sus respectivos deportes: ambos son los mejores del mundo con la ley del mínimo esfuerzo.

En el caso de LeBron, ha llevado a los Cleveland Cavaliers a las Finales de Conferencia de la NBA tras aplastar a los Raptors por 4-0 en modo leyenda. En el último partido de la serie volvió a lucirse con 28 puntos, 8 rebotes y 11 asistencias y la sensación de que no se había esforzado demasiado. Pues bien, no era una sensación: empíricamente hablando, LeBron está tiranizando la NBA andando.

Un estudio de Second Spectrum -una empresa experta en Big Data- recogido por ESPN indica que LeBron es uno de los 10 jugadores de toda liga que más lento compite de entre los que juegan 20 minutos o más. A lo largo de la temporada regular se ha movido a 6,1 km/h y en los Playoffs lo está haciendo aún más lento, a 5,9 km/h.

No solo eso, sino que es de los jugadores que más tiempo se pasa andando en los partidos. Durante la temporada se ha pasado el 74,4% de los minutos que ha disputado caminando, un porcentaje que ha subido hasta el 78,7% en las eliminatorias por el título.

Muchas estrellas del deporte se dosifican para aguantar más en pista, pero LeBron lo ha elevado a categoría de arte. A sus 33 años, gracias a este ritmo ha jugado más que nunca: es el año que más partidos ha jugado de toda su carrera, ya que ha disputado los 82 encuentros de la regular y todos los de Playoff -más de 41 minutos de media en la postemporada- con los mejores números de su carrera en varios apartados del juego.

"Se trata sólo de crecer, madurar y comprender que juegas con más inteligencia. No es decir que en tal acción o en tal otra no voy a bajar a defender o no voy a hacer tal cosa. Se trata sólo de elegir bien los momentos en los que dar ese esfuerzo", explica el propio LeBron. "Simplemente ahorro energía para disponer de ella sobre todo en las segundas partes, cuando realmente se deciden los partidos. Trato de ahorrar esa energía para utilizarla cuando sé que la voy a necesitar". De hecho, en los últimos cuartos es precisamente cuando más lento se mueve -5,4km/h de media-.

Si LeBron James domina la NBA paseándose por el parqué, Leo Messi hace lo mismo por los estadios de media europa. Incluso más.

En el Clásico de la primera vuelta de LaLiga el argentino estuvo el 83% de los minutos andando por el Santiago Bernabéu, como si estuviera dándose un paseo por la playa de Castelldefels. El resto del tiempo tampoco se cansó demasiado, ya que trotó un 10,8%, corrió el 4,95% y esprintó el 1,15%, aunque fue el que llegó a una velocidad punta más alta -33,59 km/h-, según este estudio de El Periódico. Con eso tuvo suficiente para intervenir de forma directa o indirecta en los tres goles del Barça, crear 5 ocasiones de gol claras y lograr el triple de regates -seis- que todo el Real Madrid.

En Champions sigue los mismos hábitos, ya que en esta edición la ha disputado a una velocidad media de 5,36 km/h. Por debajo de él en el Barça sólo están los dos porteros.

Muchos se preguntan cómo Messi y LeBron son tan determinantes moviéndose "tan poco", aunque Guardiola dio una respuesta bastante acertada, al menos refiriéndose al de Rosario.

"Fijate en Messi, parece que está paseando... percibe que está solo, o cuando ve que lo vigilan, pica al espacio y se aleja... se pasa el partido caminando, radiografiando la situación en cada instante", dice en el libro Pep Guardiola. La metamorfosis. "Es el jugador que menos corre de la Liga española, pero cuando le llega el balón, tiene la radiografía completa del espacio-tiempo. Sabe dónde está todo el mundo... y pam!".

Quizá la realidad de LeBron y Messi es que son tan inteligentes en el juego que saben cuando aparecer y desparecer. Quizá la realidad de LeBron y Messi es que son tan inteligentes en el juego que demuestran que la mejor definición de genialidad en el deporte es ser el mejor andando. Ese tiempo en el que caminan no están descansando, sino analizando todo lo que les rodea para luego tomar la mejor decisión. Como si supieran lo que va a pasar antes de que les llegue el balón.

Esa capacidad para dominar un deporte caminando es lo que les hace únicos.

crónica fútbol baloncesto lebron james leo messi nba barça

Otras notícias

S
¿Quién es Fatma Samoura? La mujer más poderosa del deporte mundial
S
5 palabras de amor a tu eterno enemigo: el mejor homenaje al fútbol
S
Una carta póstuma deja a Neymar en evidencia antes de fichar por el Barça
S
El Clásico que no servía para nada y sirvió para todo
S
Romeo y Julieta con Whatsapp: Liberato, el Napoli y la parejita del año
S
La Conmebol prohíbe jugar al Corinthians con su camiseta de la "Democracia Corinthiana"
S
Empieza el Giro más politizado de la historia
S
El Atleti y el Metropolitano se lían por fin
S
Mo Salah, el nuevo embajador mundial del Islam
S
Violencia y comedia: la relación de ETA y el fútbol en cinco apuntes
S
El desastre del Ascenso MX: los clubes no suben, tampoco bajan
S
Males del fútbol moderno: cuando ganar Liga y Copa no sirve de nada