PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Like, Share & Do

Sports

El hundimiento del Málaga: de la Champions a Segunda en 5 años

La afición pide la marcha del jeque Al Thani entre impagos, caos institucional y la humillación de poder ser uno de los 10 peores equipos de la historia de la liga

Omar Naboulsi

20 Abril 2018 09:19

"¡Estamos hasta los huevos del jeque de Catar!". Ese cántico, acompañado de pancartas como "Al Thani vete ya", se pudo escuchar durante varias fases del último partido entre el Málaga CF y el Real Madrid en La Rosaleda.

A Abdullah ben Nasser Al Thani, el mismo hombre que hace 5 años era respetado por llevar a un histórico del fútbol español a los cuartos de final de la Champions ante el Borussia Dortmund, ahora no lo quieren ver ni en pintura por Málaga. Aquella etapa de Joaquín, Van Nistelrooy, Baptista, Roque Santa Cruz o Toulalan acabó de un verano para otro. Ahora el jeque lleva casi un año sin aparecer por la ciudad y su equipo acaba de descender a Segunda División.

El Málaga es el colista de La Liga con 17 puntos, ayer perdió contra el Levante -el equipo que marcaba la salvación- y le quedan por jugar 5 partidos que se le van a hacer eternos.. Aunque no sea el peor equipo de la historia de la competición -los 13 puntos del Sporting de Gijón en la 1997/98 son difíciles de no superar-, está en disposición de acabar en el Top 10 de peores temporadas de siempre.

Una buena parte de los aficionados apuntan en la misma dirección. "Hemos llegado a este punto por la dejadez del dueño. El 95% de la culpa de lo que está pasando es suya. Se ha equivocado en la planificación de la plantilla, la manera de llevar el club y el trato con la afición. Al Thani vive a costa del club, o esa es la sensación que da. Mientras le siga dando dinero lo mantiene en propiedad, pero no le importa mucho la situación deportiva. Trata al Málaga CF como si fuera un capricho", denuncia Salvador Matas, presidente del Frente Comepipas, una peña de animación que cumple 10 años esta semana.

Dejando a un lado su puntuación, la planificación deportiva es cuestionable. El Málaga lleva varios veranos traspasando a sus mejores jugadores para reemplazarlos por promesas que han acabado siendo un fiasco. PlayGround ha solicitado a la entidad malacitana una entrevista con Mario Husillos, actual director deportivo, para comentar la confección de la primera plantilla, pero desde el club se declinó la oferta argumentando que está ocupado preparando la próxima temporada.

Quizá Husillos podría haber explicado cómo el club ha pasado de vender jugadores formados en Málaga como Isco, Pablo Fornals, Samu García o Samu Castillejo, que además aportaban un plus de identificación de la afición con la plantilla, a comprar a Paul Baysse, Keko, Rolon y Cechini. Estos dos últimos fueron fichados desde la Segunda argentina por 3'5 y 5 millones de euros, respectivamente, con sueldos desorbitados.

Precisamente la masa salarial puede acabar hipotecando el futuro del club. Aunque sea el colista destacado de Primera, es el 11º en tope salarial, con casi 13 millones más que el Celta, que ocupa la posición número 12 en el ranking, y 22 millones más que el Girona -octavo y noveno clasificado, luchando por entrar en la Europa League-.

"Tenemos contratos de 2 millones de euros, a ver qué equipo en Segunda División puede aguantarlos. El Málaga tiene 38 jugadores en nómina, entre plantilla y cedidos. 30 tienen contrato en vigor, y si quieres echarlos hay que darles una indemnización", nos cuenta Antonio Aguilera, presidente de la Asociación de Pequeños Accionistas del Málaga CF. También asegura que los jugadores han sufrido retrasos en las nóminas.

El problema para el club es que antes del 30 de junio se les tiene que pagar lo adeudado, de lo contrario podrían denunciar al club y que este correr riesgo de acabar en 2ª B.

La pregunta que se hace media Málaga es la siguiente: ¿Dónde está el dinero que invirtió Al Thani y el que se ha ganado con las ventas?

Este mismo verano el club ingresó 34 millones de euros en traspasos y no gastó más de 22. Además, tras comprar el club en 2010 a Fernando Sanz por 36 millones, se calcula que el jeque puso unos 130 millones de euros de su bolsillo, aunque hay diferentes teorías.

Una de ellas -la que más se rumorea por la ciudad- dice que en realidad ese dinero era de Gadafi y que Al Thani era un simple testaferro. El dictador libio habría querido instalarse en la Costa del Sol cuando dejara la actividad política o no pudiera seguir en Libia. De hecho, habría comprado varias propiedades de la zona. Eso explicaría por qué Al Thani no ha vuelto a inyectar dinero a la entidad desde su asesinato. Supuestamente, uno de los hijos de Gadafi está reclamando ese dinero en la actualidad.

Otras, menos conspiranoicas, apuntan directamente a una pésima gestión del jeque catarí, y una total inoperancia. También apuntan a que "el jeque tieso" -así es como se le conoce en la ciudad- no tendría demasiado dinero, a pesar de ser pariente del emir Tamim Al Thani y ser accionista de varias empresas presentes en más de treinta países, como el Banco de Doha, cadenas hoteleras, centros comerciales, compañías de telefonía móvil, agencias de viajes y tiendas de moda.

El Consejo de Administración del Málaga CF lo forman él mismo y sus 3 hijos, que se llevan 1,4 millones de euros a repartir entre los 4. Su hija es la directora de la Academia, con un sueldo anual de más de 300.000 euros.

"Se ha cargado a todo aquel que no le bailara el agua, includos sus directores generales en el club, como Yasmin Al Sahoud, Vicente Casado o Mochón. Todos le acababan diciendo que no podía gastar tanto en fichajes o en lo que fuera, así que cuando no le reían las gracias se iban a la calle", asegura Salvador Matas.

La situación ha llegado a tal punto que la Asociación de Accionistas Minoritarios está movilizándose para que Al Thani salga del Málaga CF. Por el momento, este no vende sus acciones.

"Queremos que las venda, si esperamos a que se acabe el juicio en 4 años, en el Málaga CF no quedarán ni los asientos del campo. Estamos pensando en personarnos en el juzgado y llevar a cabo diferentes movilizaciones para forzar su marcha. A lo mejor le obligan a vender desde Catar, ya que el prestigio del país en España está cayendo", anuncia Antonio Aguilera.

El juicio que menciona es el que aún tiene pendiente el jeque con BlueBay, una multinacional hotelera que tiene como representante a Jamal Satli Iglesias, un empresario asturiano de origen árabe. Después de la derrota en la Champions de 2013, cuando el jeque dejó de poner dinero, el club estaba falto de liquidez y Al Thani llegó a un acuerdo con BlueBay: la empresa ponía el capital que hacía falta para acabar la temporada -unos 6 millones de euros- a cambio de gestionar el club y controlar gran parte de las acciones.

Al Thani prometió a BlueBay que le cedía un 49% de sus acciones -oficialmente controla el 97% del total, así que la multinacional pasaba a ser dueña del 47,5% del Málaga CF por un simbólico euro-, pero al cabo de unos meses se buscó una serie de trampas legales, aduciendo que incluso llegaron a robarle su firma. El 4 de diciembre se celebra el juicio, lo que puede significar el primer paso para desbloquear una posible venta del club.

"A mí me han llamado dos inversores, un chino y un europeo. Están interesados en comprar el Málaga, pero primero el jeque debe solucionar el juicio y ponerse de acuerdo con ellos", revela Antonio. Los accionistas solo contemplan dos soluciones: que un inversor ponga el dinero y compre las acciones del jeque, o que un juez las embargue y nombre una junta gestora para llevar el club, tal y como pasó en el Betis con Manuel Ruiz de Lopera.

De lo contrario, creen que el club está abocado a la desparición, tal y como pasó con el extinto Club Deportivo Málaga en 1992.

Sin embargo, hay otras visiones menos fatalistas, las que creen que el Málaga puede rearmarse en Segunda División. Si el dinero de los traspasos no se ha volatilizado y la dirección administra correctamente el seguro de La Liga por descenso (no más de 18 millones de euros), podría montar un equipo puntero para volver a la élite en poco tiempo.

"Creo que seremos más socios en Segunda División que en Primera, la gente está muy harta", asegura el líder del Frente Comepipas, confiando en el sentimiento de identidad de una ciudad de más de medio millón de habitantes y con entidades con mucha tradición como el propio Málaga CF y el Unicaja de baloncesto.

En las últimas semanas, Al Thani ha aparecido en los medios por sus críticas hacia Francisco De la Torre, el alcalde del Ayuntamiento de Málaga, controlado por el Partido Popular desde el año 2000. Pocos las comprenden, ya que el gobierno local le deja La Rosaleda sin pagar ningún tipo de alquiler -el estadio es de titularidad pública- y le acaba de ceder unos terrenos en primera línea del mar durante 75 años.

En ella se está construyendo la Academia, la nueva ciudad deportiva del club, planeada desde que el jeque llegara al club.

Tras 8 años de bloqueo institucional, ahora la afición que estuvo hace un lustro a un gol recibido en el descuento de jugar unas semifinales de Champions está preocupada por si sus jugadores podrán disfrutarla en Primera División o no en los próximos años.

crónica fútbol jeque catar málaga política economía

Otras notícias

S
¿Qué ha pasado para que Ter Stegen sea capitán del Barça?
N
Fallece la matriarca de la política estadounidense
S
Por qué Benzema no tiene que cantar el himno nacional
S
Benzema se moja sobre su bajo rendimiento, el escándalo sexual y el patriotismo
L
La canción que provocó el gatillazo del franquismo
S
El Madrid denuncia antimadridismo
S
Una madre crea una colección de cromos de la liga femenina de fútbol para sus hijas
N
El ex jefe del FBI cree que Trump está "moralmente incapacitado" para ser presidente
S
El Ironman más rápido de la historia se sometió a una tortura medieval
N
Multitudinaria marcha en Barcelona para pedir la liberación de los presos por el ‘procés’
S
¿Y si "La Barba" de la NBA gana su primer anillo?
S
Por qué la revancha del Mayweather vs McGregor será otro teatro prescindible
S
Xabi Prieto, el adiós del último romántico