PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Like, Share & Do

Sports

El hijo de Boris Becker denuncia a un diputado por llamarle pequeño seminegrata

El tercer partido más votado de Alemania no ha dejado de insultar vergonzosamente a los alemanes "no arios"

PlayGround

05 Enero 2018 13:27

Noah Becker, hijo del extenista Boris Becker, ha anunciado que denunciará a un diputado del partido ultraderechista Alternativa para Alemania (AfD) por insultarle de manera racista.

Jans Maier llamó en Twitter "pequeño seminegrata" a Noah, hijo del primer matrimonio de Boris Becker con la diseñadora afroamericana Barbara Becker.

Sucedió después de que Noah Becker se quejase de haber sufrido situaciones de discriminación en Berlín, una ciudad que catalogó como "para blancos". El diputado borró el tuit y asegura que lo escribió alguien de su equipo.

No es un caso aislado para el partido xenófobo AfD. Hace unos días su vicepresidenta Beatrix von Storch ha sido denunciada por la policía de Colonia por otro tuit racista. A un mensaje de la propia policía alemana en que felicitaba la nochevieja en alemán, inglés, francés y árabe, von Storch escribió: "¿Qué diablos está pasando en nuestro país? ¿Por qué tuitea una página oficial de la Policía en árabe? ¿Creen ustedes que van a lograr moderar a esos bárbaras hordas de musulmanes dispuestos a la violencia en grupo?".

El racismo y la xenofobia de von Storch son viejos conocidos. En la Eurocopa de Francia 2016 tuvo la ocurrencia de decir que Alemania no había ganado el torneo porque no había jugado "el equipo nacional". Insinuaba que eso era así por el origen "no alemán" de jugadores como Boateng, Can, Khedira u Özil. A su tuit alguien contestó de manera demoledora: 'La selección nacional de la que hablas perdió la II Guerra Mundial'.

Otro de los líderes del partido, Alexander Gauland, aseguró que nadie quiere de vecino a gente como Jerome Boateng, hijo de padre ghanés y campeón del mundo con Alemania.

Más sonado aun fue el ridículo de la ultraderecha cuando la marca Kinder distribuyó cajas de sus chocolatinas con imágenes de la infancia de algunos futbolistas de la selección, entre ellos Boateng o Ilkay Gündogan, alemán de tercera generación de origen turco. PEGIDA, una organización racista que tiene conexiones con el AfD, se pilló un berrinche y preguntó '¿Comprarías esto de verdad?'.

AfD se convirtió en las generales del pasado septiembre en el tercer partido más votado por los alemanes.

racismo política tenis

Otras notícias

N
Viorica Dancila, la primera mujer de la historia al frente del gobierno de Rumanía
L
“Hagamos lo imposible”: revolución y espiritualidad en una taza de Mr. Wonderful
N
La reserva de agua desalinizada más grande del mundo se encuentra bajo la arena del desierto
N
La IA de Google confunde a personas negras con gorilas y la solución deja mucho que desear
N
¿Óscar Pérez un héroe? El doble rasero cuando juzgamos intentos golpistas
S
Vuelve la sombra del racismo a La Liga: "Me llamó negro de mierda"
N
Un terremoto de 7,3 grados sacude Perú: Reporte PlayGround
S
Un Barça de récord, un Real Madrid hundido sin visos de mejora
N
Tras la polémica sobre los “países de mierda”, Trump dice que no es racista
S
Morir a tu lado viendo al Partizán de Belgrado
F
3 datos desconocidos que resumen la relación tóxica entre España y los tiburones
C
Keira Knightley critica la cultura de la violación que promueve el cine moderno
C
Los actores de 'Star Wars' humillan al tipo que ha hecho un montaje de la película sin mujeres