PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Like, Share & Do

Sports

El fútbol fuerza la dimisión de un ministro de la derecha nacionalista aliada de Tsipras

No queremos ser crueles, pero a estas alturas Alexis Tsipras es probablemente más del Panathinaikos que de izquierdas

Ignacio Pato

25 Enero 2018 18:08

¿Alguien se acuerda de Alexis Tsipras? El golden boy de la izquierda antiaustericidio, soberanista y, bueno, el primer ministro que lleva dos años y medio aplicando todos los recortes de la UE desde que esta dijo que votar es una cosa que se hace cada cuatro años y en la que siempre gana el mercado. Un nuevo tramo de crédito del rescate, de 6.700 millones de euros, lo ha aprobado hace unos días con la oposición frontal de los sindicatos.

Sí hombre, Tsipras, que ahora gobierna Grecia con la derecha nacionalista del partido ANEL.

Pues ahora le ha dimitido un ministro de este partido, Kostas Zouraris, de Educación. El motivo es haber insultado a los aficionados del Olympiakos y del Aris de Salónica. Sobre los primeros dijo que 10.000 de ellos pueden venir a sentarse sobre sus partes y sobre el segundo lanzó la concisa y retórica pregunta "¿Quién coño es el Aris?" en una radio de Salónica. El escándalo ha sido tan grande que Zouraris, de 77 años, no ha tenido prácticamente elección.

Precisamente Zouraris es diputado por esa última ciudad, capital de la región griega de la Macedonia Central y en la que se ha desarrollado hace unos días una gran manifestación contra la utilización del nombre por parte de la Antigua República Yugoslava de Macedonia. Es una reivindicación nacionalista en la que, como se puede intuir, están de acuerdo fuerzas no especialmente progresistas como la iglesia ortodoxa y el partido neonazi Amanecer Dorado, presentes en la protesta.

El viaje ideológico de Zouraris es notable, aunque por desgracia también típico. Un excomunista del KKE -el Partido Comunista Griego y uno de los últimos del continente en soltar lastre del estalinismo- que participó en Mayo del 68 y ahora es parte de la derecha nacionalista griega. Con su expartido -y con Syriza- comparte eso sí un euroescepticismo recalcitrante.

A Tsipras los focos de las cámaras ya no le siguen, y tampoco es un buen año para su equipo de toda la vida, el Panathinaikos, el equipo de la burguesía ateniense, en pugna siempre con el de la del puerto de El Pireo, Olympiakos. Como su figura política, el equipo del trébol verde atraviesa una profunda crisis.

política fútbol

Otras notícias

S
"¿Demasiados extranjeros? Quizá el problema del Calcio es que hay demasiados dirigentes italianos"
S
El seleccionador femenino inglés borra su cuenta de Twitter por sus comentarios machistas
N
Un español expatriado hace que Puigdemont bese la bandera de España en Dinamarca
S
Crónica de un total desacierto: ¿por qué el Real Madrid se ha quedado sin el portero del futuro?
L
5 libros que debes leer “by order of the Peaky fucking Blinders”
S
Iñigo Cabacas no murió, lo mataron
S
La invasión saudita que deja en mal lugar a La Liga
S
Insultos a un árbitro en España: "Qué puta pena que no se te pinchó la patera, negro de mierda"
S
CR7 y su selfie sangrante, Messi extraterrestre y palizas sin escrúpulos
S
Velaske yo soi el mejor? NO
F
¡Que vivan los gourmets de izquierdas!
S
El experimento entre amigos que demuestra que 6 de 8 'mienten'
S
Cuando El Gráfico se dedicó a engañar vilmente a sus lectores en el Mundial 78