PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Like, Share & Do

Sports

Vallecas capital de la Catalunya independiente

Olvida el eje Moncloa-Generalitat y las banderas, esta es la historia de amor entre un barrio obrero de Madrid y el independentismo de izquierda

Ignacio Pato

29 Septiembre 2017 06:00

El domingo por la noche o a más tardar el lunes por la mañana, la declaración unilateral de independencia puede ser el próximo gran follón. El PDeCAT insiste en que no está en su hoja de ruta, Joan Tardà ha advertido de que la última palabra la tendrá el Parlament y Anna Gabriel, aunque ha puntualizado que no habrá 'ruptura automática', ha recordado que la declaración sí está en la ley del referéndum aprobada por la cámara catalana.

Bajando en la geografía y siguiendo en la izquierda, Podemos no reconocería la independencia unilateral de Catalunya, si este fin de semana gana el 'Sí'. Así lo han hecho saber oficialmente su portavoz Noelia Vera y su secretario de organización, Pablo Echenique. La otra pata de la coalición Unidos Podemos, tampoco lo haría. Para Alberto Garzón, líder de Izquierda Unida, la consulta "no resuelve el conflicto histórico que existe en Catalunya"

Lo que está claro es que hay un lugar en el que podría haber un debate interesante: el estadio del Rayo. Los participantes serían el propio Garzón —a quien ya le hemos visto abufandado en Vallecas apoyando a la afición tras el ataque de Tebas en el caso Zozulya— y David Fernàndez.

Porque, sí, el independentista que mayor consenso recoge en la izquierda estatal es de un equipo de Madrid.

Recordemos, Fernàndez fue el político mejor valorado durante la legislatura —la pasada— en que se sentó en el Parlament, llamó gangster a Rodrigo Rato y presidió la comisión de investigación del caso Pujol. Todo esto en camiseta. Ha puesto, también, el cuerpo para proteger a las personas que se defendían del ataque de los Mossos a la redacción de La Directa en el desalojo de Can Vies y ha pedido con un poema —la libertad es cuando comienza el alba en un día de huelga general— la libertad de Alfon.

Precisamente hablando sobre el equipo de Alfon, el Rayo, ha recordado alguna vez Fernàndez que formando parte del Ateneu La Torna intentaron hace años montar el 1º Encuentro Rayista de la Vila de Gràcia.

Él, que como ha reconocido varias veces hace años era de los que opinaba que no se debía ver fútbol en un centro social porque era 'pan y circo'. El mismo que no es del Barça y de hecho es duro con aquello en lo que se ha convertido "el ejército desarmado de Catalunya", como lo llamaba Montalbán. Es más que un club, sí: una multinacional, suele decir. Un tipo que habla del Rayo en primera persona del plural, el hijo de zamorana y leonés que llena en Vallecas, en palabras de Quique Peinado, como si fuera Justin Bieber.

Vaya, el que aprovecha para reivindicar otros ejes que no sean Moncloa-Generalitat, como el del barrionalismo inclusivo fundamental en la cultura rayista. Esa en la que con total naturalidad se grita 'Vallecas nación; Rayo selección', o esa que genera en su estadio una de las imágenes más llamativas de estos 40 años de Constitución: la de una criatura del consenso del 78 como la bandera de la Comunidad de Madrid -creada en 1983- mezclada con las hachas cruzadas del grupo abertzale Negu Gorriak. El que hace tifos de Los Chichos, este es el barrionalismo de la Vallecas de la parroquia de San Carlos Borromeo y el de las consignas zapatistas en la torre de los bomberos.

En ese eje popular, Vallecas no tiene separación con la Vila de Gràcia, uno de los grandes viveros del voto independentista de izquierdas en Barcelona. De Gràcia Fernàndez reivindica "su vida comunitaria, su historia de desobediencia, como la revuelta contra las quintas en 1870 o las huelgas del textil".

Fernàndez se explica perfectamente cuando cuenta que en el Parlament un diputado de la entonces Convergència le preguntó '¿Del Rayo?'. Y Fernàndez contestó "Jode, ¿eh? Para mí ser del Rayo es una opción de clase, una opción de rebeldía y una opción desde abajo".

Del Rayo, también en sus palabras, por una elección ética. Heterodoxa, seguramente, como cuando dice que vive en un país en el que "la virgen es negra, el gorila blanco y el héroe nacional un defraudador fiscal", hablando de Messi. No sería una buena carta de presentación en una nueva república de las élites, pero siempre estará ahí Vallecas.

política deporte

Otras notícias

N
Viorica Dancila, la primera mujer de la historia al frente del gobierno de Rumanía
L
“Hagamos lo imposible”: revolución y espiritualidad en una taza de Mr. Wonderful
N
La reserva de agua desalinizada más grande del mundo se encuentra bajo la arena del desierto
N
¿Óscar Pérez un héroe? El doble rasero cuando juzgamos intentos golpistas
V
Este joven ruso acaba de redefinir los límites del ‘deporte extremo’ con ayuda de un paracaídas
N
Un terremoto de 7,3 grados sacude Perú: Reporte PlayGround
N
Tras la polémica sobre los “países de mierda”, Trump dice que no es racista
S
Morir a tu lado viendo al Partizán de Belgrado
F
3 datos desconocidos que resumen la relación tóxica entre España y los tiburones
N
Las lecturas que PlayGround recomienda de esta semana
N
Donald Trump califica a Haití y El Salvador como "países de mierda"
S
Este de la campeona de versos de Euskal Herria es uno de los momentos más potentes que vas a ver este año sobre un campo de fútbol
S
'Soy como los franceses: arrogante'