PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Like, Share & Do

Sports

¿Fin al Ramón de Carranza por la Ley de Memoria Histórica?

El estadio del Cádiz puede modernizarse tras 62 años de nomenclatura franquista

Ignacio Pato

23 Noviembre 2017 12:34

Algunos en Cádiz ya fantasean con llamarle Estadio Mágico González, o Estadio Mágico a secas. Quizá Pepe Mejías. Quizá se quede en Carranza, por aquello de mantener algo de tradición. Ese apellido es omnipresente en la ciudad: no solo el estadio, también un trofeo, un puente y dos avenidas llevan el nombre del exalcalde de la ciudad Ramón de Carranza.

Exalcalde y militar gallego, marqués de Villa de Pesadilla, miembro de la oligarquía gaditana y alcalde designado a dedo por la dictadura de Primo de Rivera, con la recomendación del poeta ultraderechista José María Pemán, repuesto después por Queipo de Llano tras apoyar Carranza el golpe de estado franquista. No en vano había sido partícipe de la conspiración de Sanjurjo en Lisboa y se había negado -siendo el diputado de mayor edad y estando obligado por ello- a cerrar una sesión preparatoria del parlamento surgido tras la victoria del Frente Popular con un 'Viva la República'. 'No me da la gana', fue su argumento.

Su alcaldía, según el historiador José Luis Gutiérrez Molina, comprende el periodo más duro de la matanza golpista con 600 gaditanos asesinados.

De momento Carranza se ha quedado sin una avenida. El gobierno municipal de Cádiz Sí Se Puede, con el apoyo del PSOE y la negativa de PP y Ciudadanos, sustituirá en el pleno de mañana el nombre del exalcalde por el de 4 de Diciembre, Día Nacional de Andalucía en el que se conmemoran las manifestaciones masivas por la autonomía andaluza en 1977. En la de Málaga fue asesinado el joven Manuel José García Caparrós tras los disparos de la policía que siguieron a la colocación de una bandera andaluza en el edificio de la Diputación.

"No es lo quitamos, es lo que ponemos", asegura la portavoz de Podemos en Cádiz Laura Mingorance. "El 4 de Diciembre es más representativo del espíritu de Cádiz que el franquismo y sus represalias".

La medida -la primera vez que el ayuntamiento de Cádiz cumple con la Ley de Memoria Histórica con respecto al callejero municipal tras veinte años de gobierno del PP- viene acompañada de un documento en el que aparece Carranza como "colaborador necesario" del régimen franquista, identificando en su momento a sindicalistas de UGT y CNT y "personas de mala conducta que hablan mal del Movimiento Nacional, salvador de España".

El cambio tiene además una segunda y clara fase: el estadio del Cádiz Club de Fútbol, propiedad del consistorio.

El nombre de la casa cadista está mucho más arraigado que el de una avenida, pero el debate se acaba de abrir en Cádiz. Era una asignatura pendiente desde que hace dos años y medio entrase a la alcaldía José María González, 'Kichi', socio del club de la ciudad.

Desde el equipo de gobierno, aseguran, no hay un proceso en marcha pero el deseo es que el estadio "tenga un nombre respetuoso y no el de una persona cómplice en la represión de vecinos y vecinas cuyo único delito fue tener unas ideas políticas diferentes a los golpistas del 36 y la dictadura".

política memoria histórica fútbol crónica

Otras notícias

S
¿Se merece mi hijo esta maldición?
S
'¿Tengo que morir de hambre para ser libre?'
S
El hijo de Boris Becker denuncia a un diputado por llamarle pequeño seminegrata
S
Messi impone al Barça una cláusula anti-independencia
N
El régimen dice que la sedición en Irán ha terminado: Reporte PlayGround
L
“Una revolución poderosa no necesita líder”: en defensa de un Irán obrero, feminista y cultural
S
Muere un árbitro tras ser agredido por un jugador en México
L
El libro que puede acabar con la presidencia de Donald Trump
S
Un tipo diferente: adiós al mejor portero de la historia del Barça y de La Liga
N
El paro baja hasta 3,4 millones de personas en España: Reporte PlayGround
S
Ronaldinho patriota, o cómo Brasil se asoma al pozo de la extrema derecha
N
Más huelgas, más feministas, más victorias: 365 días luchando por la dignidad laboral
S
El Barça revienta al Madrid