PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Like, Share & Do

Now

Un 27,3% de argentinos ya son oficialmente pobres

¿Dejará Macri un país más pobre que aquel que asumió cuando prometió "pobreza cero"? ¿Cuál es la evolución de esta cifra bajo su presidencia? ¿Y con respecto a otros gobiernos?

Ignacio Pato

28 Septiembre 2018 14:08

¿Dejará Mauricio Macri un país con más pobreza que el que asumió en diciembre de 2015? La pregunta es pertinente si tenemos en cuenta que esta acaba oficialmente de aumentar: un 27,3% de los argentinos -11 millones de personas- ya son pobres, según ha anunciado el Instituto Nacional de Estadística y Censos de la República Argentina (INDEC), dependiente del Ministerio de Hacienda. Un 4,9% están en situación de indigencia.

El INDEC calcula la pobreza ampliando la considerada Canasta Básica de Alimentos (CBA) con bienes y servicios no alimentarios, como vestimenta, transporte, educación o salud. La suma es la Canasta Básica Total (CBT) y los datos recogen qué hogares tienen ingresos insuficientes para satisfacer esta última.

Son datos del primer semestre de 2018 y la subida global de pobreza es de un 1,6% con respecto a los últimos seis meses de 2017. El presidente Macri recibió las cifras en la línea de sus últimos discursos. "Es un número que esperábamos que refleja las turbulencias de los últimos meses", dijo. Las cifras, un golpe para el gobierno, han sido anunciadas solo horas después de hacerse pública una nueva ayuda del Fondo Monetario Internacional: ya son 57.100 los millones de dólares destinados al rescate del país.

Pero, ¿cuál es la evolución de la pobreza bajo la presidencia de Macri? ¿Y con respecto a otros gobiernos?

Macri llegó al gobierno hace casi tres años con una promesa: pobreza cero. Sus primeros datos oficiales al respecto fueron del primer semestre de 2016, con una pobreza del 32,2%, que bajó al 30,3%, seis meses más tarde, al 28,6% posteriormente y al 25,7% en la penúltima medición hasta ahora. Es decir, el nivel de pobreza está subiendo en 2018 pero había bajado en la meseta del gobierno de Macri.

La respuesta a ese descenso hay que buscarla en la relación entre salarios e inflación durante la presidencia. En 2016 la relación fue del 41% vs 30,9% a favor de la inflación, y 2017 se cerró con una recuperación en favor de los sueldos de 27,5% por 24,8% de aumento de precios. Es decir, la capacidad económica de los argentinos tiene una tendencia a la baja, agudizada por la crisis cambiaria -las últimas cifras no reflejan aun la aceleración de esta desde el mes de agosto- y completada por el índice de desempleo, 9,6%, el más alto en 12 años. El paro había disminuido en los años anteriores a este, pero lo ha hecho en base a una excesiva creación de puestos precarios que se ha visto afectada por la recesión: la actividad económica se desploma y eso afecta incluso a los trabajos informales que son una importante base del día a día de muchas familias.

Los actuales datos sobre pobreza en un año negro -que aún no ha acabado- toman cuerpo en la cada vez mayor presencia de ollas populares y de personas viviendo en las calles de Buenos Aires. Según el Ministerio de Desarrollo Humano y Hábitat de la capital federal hay un 26% más de personas sin hogar que hace solo dos años, en 2016.

Cuando Macri dispuso de sus primeros datos sobre pobreza, dijo que por fin tenía datos reales, ya que de lo que disponía meses atrás "era una ficción de cifras que no respetan la realidad y este es el verdadero punto de partida de Argentina, esta es la realidad". Se refería a la interrupción de datos del INDEC que se produjo a partir del segundo semestre de 2013, bajo la presidencia de Cristina Fernández.

Los críticos acusan a su gobierno de manipular la estadísticas oficiales, que acabaron con un 4,7% de pobreza. Datos como los del Centro de Investigación y Formación de la República Argentina lo sitúan alrededor de un 29% en sus dos legislaturas.

Volviendo hacia atrás en el tiempo, Néstor Kirchner había cerrado, según INDEC, con 29,6%. Antes, con Eduardo Duhalde, llegó al 49,7%. En octubre de 2001, con Fernando de la Rúa y poco antes del corralito y los cacerolazos del que se vayan, la pobreza alcanzaba al 35,4% de los argentinos.

Carlos Menem había cerrado su segundo mandato -en 1999- con un 26,7%, mientras que antes había atravesado por un 22,2% en 1995. Antes, la presidencia de Raúl Alfonsín había acabado con un índice de pobreza del 47,3% en 1989.

Macri, aquel día, no solo habló sobre la recuperación de datos oficiales. También dijo que aceptaba "ser evaluado en si pudimos reducir la pobreza, y este es el punto de partida. Lo otro son excusas”.

Si eso es verdad, va a ser un otoño duro para todos, y eso incluye al presidente.

argentina política macri crisis economía

Otras notícias

N
"No soy racista, pero no cabemos todos"
F
¿Por qué Argentina pasa hambre si hay comida para 440 millones de personas?
N
Armas para comer: el caso de los astilleros de Cádiz y Arabia Saudí
N
El integrante de Pussy Riot presuntamente envenenado mejora en un hospital de Berlín
N
Una bochornosa foto de Trump ¿celebrando? el 11-S vuelve a convertirle en un meme
L
El futuro no binario de la clase trabajadora ya está aquí
N
Cinco muertos en Argentina a causa de una peligrosa bacteria
N
Una nueva enfermedad venérea pone en alerta a Argentina
N
Soraya Sáenz de Santamaría abandona la política
N
La Ministra de Sanidad española, acusada de obtener un máster de forma irregular
N
54 heridas y una mentira: 13 años del homicidio que aún indigna a Italia
C
Que no quede nadie por saber cómo destrozaron a Stefano
N
Joder a los nazis hablando su mismo idioma