PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Like, Share & Do

Now

Estas son las 6 preocupaciones de la élite mundial en 2018

Una crónica sobre lo que tienes que saber del Foro Económico Mundial de Davos

Rafa Martí

28 Enero 2018 17:14

La semana anterior en Davos, Suiza, la élite económica y política mundial se reunió para tratar los asuntos más candentes del mundo. O, al menos, los que les preocupan. El Foro Económico Mundial comenzó condicionado por los habituales informes y de estudios que se publican anualmente en los días anteriores para fijar la agenda de las conversaciones. El más claro ejemplo, el Informe Anual de Oxfam, que volvió a repetir un año más un titular con el que nos estamos familiarizando: el 82% de la riqueza mundial generada durante el pasado año fue a parar a manos del 1% más rico, una minoría que podría acabar 7 veces con la pobreza del planeta.

Desigualdad

Con este punto de partida, la desigualdad ha sido uno de los temas centrales del foro económico. Una desigualdad provocada por la inercia de la globalización cuyas consecuencias es el surgimiento de figuras populistas como Donald Trump, según apuntaba Angela Merkel. Por su parte, el presidente francés, Emmanuel Macron, que ensalzó sus recetas económicas se unió al diagnóstico de su homóloga alemana. Así, ambos firmaron -simbólicamente- en Suiza, la alianza liberal contra el trumpismo, eso sí, con el objetivo de que la inevitable globalización siga dejando huérfanos y desigualdades inaceptables. Su coalición quiso erigirse como la líder que debe guiar a un Occidente en el que ya no está Obama en la Casa Blanca, cuyo lugar lo ocupa una amenaza para el cambio climático o el combate a las causas de la desigualdad.

El mismo papa Francisco urgió, a través de un mensaje, a estas élites a un compromiso contra la injusticia y la pobreza, y artistas como Elton John se lamentaron de “la desgraciada desigualdad” que todavía hoy, en 2018, azota el mundo. Por su parte, el canadiense Justin Trudeau se puso firme al afirmar que si no se solucionaba la desigualdad el mundo se enfrentaba a una “catástrofe”.

¿Trump?

Pero muchas de las intenciones y puestas en escena de Davos se quedaron solo en palabras y en una burbuja elitista en la que queda muy bien preocuparse por causas solidarias y filantrópicas. Mientras todos culpaban al populismo de los problemas, Trump fue recibido en Davos con humor y connivencia, hasta el punto que mantuvo una animada cena con 15 líderes empresariales europeos que aplaudieron sus bajadas de impuestos y leyes desregulatorias. El mismo FMI, en el contexto del foro, predijo que las medidas liberales de Trump darían un fuerte impulso a la economía mundial en el corto plazo. Como describe The Guardian, quizá a las élites no les guste lo que dice Trump, pero sí lo que está haciendo. ¿Son al final lo mismo?

#MeeToo y Time's Up!

Davos también dio que hablar del gran tema del año 2017: la lucha de las mujeres por la igualdad y contra el acoso sexual. Al respecto, Trudeau dijo que “el acoso sexual en los negocios y en los gobiernos es un problema sistémico e inaceptable”. Las declaraciones coincidieron con al fuerte escándalo destapado por el Financial Times sobre la cena de caridad del President's Club de Londres, en el que élites de hombres relevantes en el mundo de la política, las finanzas y el arte acosaban a las mujeres que trabajaban en el evento como una práctica habitual. Los movimientos #MeeToo y Time's Up! han tenido un papel central en el foro y se ha considerado por primera vez en la historia el acoso sexual a las mujeres como un problema global. Otra voz relevante sobre el asunto fue la de Malala Yousafzai, que dijo frente a líderes empresariales que las mujeres tienen que “hacerse oír” pare terminar con el acoso.

Inteligencia Artificial y futuro del trabajo

El foro también dio que hablar sobre el futuro del trabajo y el cambio radical que en las estructuras sociales provocará la irrupción de la Inteligencia Artificial. Alrededor de múltiples charlas y mesas de debate, Davos puso en el candelero la necesidad de una revolución educativa para preparar a las personas para la cuarta revolución industrial. Los esquemas educativos actuales están obsoletos y están preparando a los jóvenes para trabajos que ya no existirán, según remarcaron algunos participantes, como el presidente de la Fundación Lego, John Goodwin.

Las redes sociales, una amenaza

Las redes sociales y los monopolios de las grandes empresas tecnológicas, por contra, también fueron preocupantes. Así como se ve irremediable la irrupción de la tecnología para un cambio brutal de la ecnonomía y de la vida humana, Davos fue estricto contra los gigantes de Silicon Valley como Google y Facebook.

El reciente anuncio de Facebook de introducir mayor control sobre los contenidos de medios de comunicación que aparecen en el muro de los usuarios levantaron sospechas de una nueva censura imposible de fiscalizar. Al mismo tiempo, los usos en los que han derivado las redes sociales como para la propaganda terrorista o el uso que le dan depredadores sexuales centró las críticas de la primera ministra británica Theresa May, Por su parte, el magnate George Soros dijo que Facebook era una "amenaza para la sociedad y la democracia", en alusión a los cambios de algoritmo y los vicios que causan su uso.

Criptomonedas al margen del sistema

La relevancia que ha cobrado el Bitcoin y el blockchain también ha sido preocupante para las élites de Davos, que ven en ello una amenaza al sistema financiero global. Las duras declaraciones contra la criptomoneda de personajes del establishment financiero como el CEO de JP Morgan, Jamie Dimon hace unas semanas, encontraron eco en Davos. El Nobel Robert Shiller alertó sobre su inviabilidad en un futuro, al mismo tiempo que los representantes de los grandes bancos del mundo aplaudieron con fuerza e intervinieron para disuadir y sembrar terror sobre los usos paralelos del dinero oficial.

política economía tecnología inteligencia artificial donald trump desigualdad

Otras notícias

C
Oprah Winfrey rechaza ser la próxima presidenta de EEUU
S
Ultras, insultos y saludos fascistas: los incidentes del derbi catalán
S
Urrutismo: los contrastes del presidente más duro de España
S
El fútbol fuerza la dimisión de un ministro de la derecha nacionalista aliada de Tsipras
C
Jessica Chastain logró que Octavia Spencer cobrara cinco veces más en su nueva película
N
¿Se acabó la carrera presidencial para Lula da Silva?
C
Sabino Méndez: “El populismo de Oprah Winfrey me parece tan asqueroso como el de Trump”
N
No es broma: la inteligencia artificial es capaz leerte la mente
N
Un español expatriado hace que Puigdemont bese la bandera de España en Dinamarca
L
5 libros que debes leer “by order of the Peaky fucking Blinders”
S
Iñigo Cabacas no murió, lo mataron
N
¿Es la oposición a Trump infantil y estéril?
N
¿Óscar Pérez un héroe? El doble rasero cuando juzgamos intentos golpistas