PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Like, Share & Do

Now

Los renglones vacíos de México: 32.000 desaparecidos sin nombre y sin rostro

En México, las cifras de los desaparecidos no incluyen sus nombres ni sus fotografías. Una iniciativa ciudadana los está sacando del anonimato

silvia laboreo

25 Noviembre 2017 10:46

Cada 2 horas desaparece una persona en México. Hace menos de una semana se conocía esta brutal estadística gracias al análisis del Registro Nacional de Personas Extraviadas y Desaparecidas. A día de hoy, esta es la única fuente oficial que permite conocer cuántas personas desaparecidas hay en México.

Sabemos que entre los años 2013 y 2017, durante el mandato de Enrique Peña Nieto, se produjeron 19.156 desapariciones en el país. De ellas, el 20,3% eran jóvenes varones menores de 29 años. También conocemos que en el registro del fuero común aparecen 32.277 personas y en el del fuero federal solo 1.025. Y que la tasa de desaparecidos durante el actual Gobierno ha superado al sexenio de Felipe Calderón (cuando desaparecieron 18,778 seres humanos).

Sin embargo, entre todas estas cifras y porcentajes, seguimos sin conocer algo muy importante: los nombres de las personas que nutren las estadísticas.

Si entramos a la web del registro e introducimos un nombre cualquiera “Silvia” en el Fuero Común del RNPED, el buscador nos devuelve una serie de datos casi clínicos: “manchas en la cara”, “cicatrices bajo el ojo derecho”, “dos cicatrices por operación estética”, “acné”, “pelo moreno, estatura baja, complexión fuerte”. Características físicas que pertenecen a renglones vacíos. Sabemos que hay una Silvia desaparecida con dos cicatrices, otra tiene acné, pero no sabemos ni su nombre, ni sus apellidos, ni siquiera su rostro.

Si buscas "Silvia" en el registro aparecen un montón de cifras y datos asociados a personas anónimas

Frente a este sistema que deshumaniza uno de los mayores problemas que sufre actualmente el país norteamericano, ha surgido recientemente una iniciativa que pone rostro y nombre a todas esas cifras. Data Cívica es la organización detrás de personasdesaparecidas.org un proyecto que se ha propuesto reconstruir y arreglar los fallos del RNPED.

“En ese registro ni están los que son ni son los que están”, mantiene Héctor Chávez, uno de los analistas detrás de DataCívica. “Hay casos en los que los familiares de los desaparecidos ya cuentan con un acta de defunción y aún así siguen apareciendo en el listado. También sucede lo contrario: los familiares tienen el acta del ministerio público donde aparece la denuncia de desaparición pero su nombre sigue sin estar en el RNPED”, cuenta Chávez. “Pero sobre todo el problema principal es la despersonalización del individuo, para el Gobierno los desaparecidos son renglones”, añade.

Este anonimato de las cifras lleva a que cuando se depura y actualiza el registro (suele ser cada 3 meses) no se sepa quiénes se van y quiénes llegan. ¿Por qué una persona deja de estar en el registro? ¿la encontraron ? ¿la federación atrajo su caso? ¿existe un acta de defunción? ¿la persona volvió a casa? demasiadas preguntas que el registro, tal y como está conformado ahora, no puede responder.

LEER MÁS: El Solecito: las madres valientes que buscan a sus hijos en la mayor fosa común de México

“El Gobierno sí que cuenta con el nombre de los desaparecidos pero hasta ahora se ha negado a desvelarlos”, explica Héctor. Para ello, se amparan en el argumento de la protección de datos. Una teoría que choca con la propia legislación del país, que establece que en casos graves de violación de Derechos Humanos esa información no se puede considerar confidencial. Además, hay procuradurías estatales como la del Estado de México que sí hacen públicos los nombres de las personas desaparecidas. La propia autoridad federal lo hace, pero sólo en los casos catalogados en el Fuero Federal. En esa lista se encuentran, por ejemplo, los nombres de los 43 estudiantes desaparecidos en Iguala la noche del 26 de septiembre.

Caption

“Las familias son las principales interesadas en que se sepan los nombres y también las que reportaron la deficiencias del registro. Hace dos años que decidimos hacer esta base de datos por ellos, para que puedan buscar con nombres a sus familiares”, cuenta Héctor.

El proceso no fue del todo sencillo. Prueba, error, prueba, error, así durante dos años hasta que dieron con la clave. “Si buscas un nombre específico, el buscador arroja filas que coinciden con ese nombre. Eso significa que potencialmente se pueden reconstruir nombres completos de las personas incluidas en el RNPED simplemente buscando combinaciones de nombres y apellidos y viendo si hay registros que empatan con esas combinaciones en particular” explican desde Data Cívica. El problema era “que siendo 10 personas la cantidad de nombres que se nos podían ocurrir eran muy limitados”.

LEER MÁS: Más rentable que las armas; más desaparecidas que en ningún otro lugar: la trata en México

Entonces se percataron de que tenían a su disposición el mayor directorio público de nombres de México, con casi cuatro millones de beneficiarios. Data Cívica utilizó los directorios del padrón del beneficiarios de Sedesol, el padrón del IMSS y el propio RNPED para reconstruir los nombres de los más de 32.000 desaparecidos. El sistema funcionó. “Hay un pequeño margen de 309 personas que no pudimos completar porque no tienen ningún atributo, pero el resto lo conseguimos desentrañar”, explica Héctor.

“El Gobierno sí que cuenta con el nombre de los desaparecidos pero hasta ahora se ha negado a desvelarlos”

El proyecto de la organización se ha adelantado por unos días a la promulgación de una ley que las familias de los desaparecidos en México llevaban esperando demasiado tiempo. La Ley General de Desaparición forzada y Desaparición por Particulares fue una promesa de Peña Nieto tras la crisis de Iguala que se aprobó al fin en octubre de este año y se promulgó el pasado jueves.

Trabajada mano a mano con las familias y con la sociedad civil, la nueva legislación pretende atajar el drama de las desapariciones forzadas.

LEER MÁS: Una agencia autónoma investigará al fin a los desaparecidos en México

Entre los puntos principales de la ley, se encuentra la creación de la Comisión Nacional de Búsqueda, “una instancia dependiente de la Secretaría de Gobernación encargada de la coordinación de la búsqueda, pero también una institución operativa que realice búsquedas como tal”, explica el abogado Humberto Guerrero, experto en el caso de las desapariciones forzadas en México y miembro de FUNDAR. “Y también la creación de un registro de desaparecidos completamente nuevo que será centralizado y administrado por la Comisión Nacional de Búsqueda”, explica Guerrero. En ese sentido, el trabajo de Data Cívica puede servir como inspiración para una base federal más eficiente. “Data Cívica humanizó el registro, le cambió el rostro por completo, lo hizo público y lo puso a disposición de la sociedad mexicana. Además, ha demostrado que es posible hacer un mejor registro aún con presupuesto cero”, cuenta Guerrero.

Caption

Los familiares han presionado a la Administración para que en los meses que quedan hasta las elecciones se trabaje en 3 aspectos de la nueva ley: la creación de la Comisión Nacional de Búsqueda, la implementación de las comisiones de búsqueda locales y la puesta en marcha de un nuevo registro federal de personas desaparecidas.

Data Cívica humanizó el registro, le cambió el rostro por completo, lo hizo público y lo puso a disposición de la sociedad mexicana. Además, ha demostrado que es posible hacer un mejor registro aún con presupuesto cero"

Por el momento, y mientras llega ese nueva base de datos prometida, las familias cuentan con la inciativa de Data Cívica para poner nombre a sus desaparecidos. La base de personasdesaparecidas.org servirá también para otra cosa: discernir aproximadamente cuál es el alcance de la llamada cifra negra. "Podemos cruzar los nombres de nuestra base con los registros de organizaciones de búsqueda estatal y así podemos saber que nombres están en la lista de familiares y cuáles no aparecen", cuenta Héctor. "En el registro no aparecen todos los nombres porque nadie, ni el Gobierno mexicano, saben cuál es el alcance del fenómeno de las desapariciones forzadas", añade.

En el futuro, pretenden crear un formulario que permita a las familias ampliar la lista del Gobierno. "Hemos recibido correos y mensajes en los que nos piden agregar a sus familiares a nuestra base", cuentan desde Data Cívica.

Por el momento, las familias pueden enviar las fotos de sus desaparecidos a la cuenta de correo desaparecidos@datacivica.org. Y conseguir así que, además de un nombre, los ausentes empiecen a tener rostro.

noticias méxico desaparecidos derechos humanos

Otras notícias

N
Algunos usuarios están usando YouTube como escaparate para atraer a pedófilos
N
Egipto ahorca a 15 hombres condenados por terrorismo: Reporte PlayGround
N
Un espeluznante asteroide calavera se aproximará a la Tierra en 2018
N
EEUU anuncia un recorte de más de 285 millones en el presupuesto de la ONU
N
España cede a las presiones de la OTAN y promete dedicar un 80% más a gasto militar
N
México comercializará productos a base de marihuana a partir del año próximo
N
Facebook discrimina a las personas "viejas" a la hora de buscar trabajo
N
¿Qué pasará ahora en Cataluña tras el 21D?
N
Los desastres naturales de 2017 han costado 306.000 millones de dólares: Reporte PlayGround
N
Una mujer es madre gracias a un embrión concebido y congelado cuando ella tenía un año y medio
L
PlayLit Weekly: 5 lecturas recomendadas de la semana
N
Peña Nieto, involucrado en una presunta trama de corrupción: Reporte PlayGround
N
Así es cómo va a afectarte que Uber sea considerada una empresa de transporte