PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Like, Share & Do

Now

5 claves de la reconciliación más inverosímil de la historia entre las dos Coreas

¿Trump para Nobel de la Paz?

Rafa Martí

02 Mayo 2018 20:28

Las fotos del encuentro entre el líder norcoreano Kim Jong-Un y el presidente de Corea del Sur Moon Jae-in son un despliegue de buenos gestos como hacía años que no se veía en una situación de conflicto internacional. Ambos se reunieron en la línea fronteriza que divide la península coreana. Kim cruza a Corea del Sur (la primera vez que lo hace un líder norcoreano), se sonríe, se estrecha las manos con Jae-In, le invita a cruzar al otro lado... Como dos niños. La escena es increíble. Más, cuando hace apenas 5 meses Kim estaba lanzando pruebas con misiles nucleares, y apenas unos meses antes de eso, se peleaba con Trump por ver quién la decía más bestia. ¿Qué ha pasado para viajar tan rápido del "fire and fury" del verano de 2017 a las fotos de la reconciliación más inverosímil en la historia del mundo? ¿Cómo se baja de 100 a 0 como lo han hecho los implicados en la crisis de Corea del Norte? Hemos hablado con el investigador principal para Asia de el Real Instituto Elcano Mario Esteban para encontrar algunas respuestas:

1. Corea del Norte está siguiendo la misma agenda de siempre. Aunque el gesto de acercamiento puede resultar para la opinión pública un cambio radical en la política del país comunista, se trata de una fase más de la doctrina Byungjin: "Es una doctrina que pretende el desarrollo del programa nuclear como medio de disuasión a una posible intervención, para luego centrarse en el desarrollo económico, algo que pasa obligatoriamente por tender puentes con el Sur y con Estados Unidos, para intentar un levantamiento de las sanciones, por ejemplo", dice Esteban. Con las pruebas nucleares de noviembre, Kim habría culminado un desarrollo aceptable de su herramienta de deisuasión para sentarse a negociar con igualdad de condiciones.

2. Estados Unidos no ha amenazado militarmente a Corea del Norte para obligarla a negociar. Al hilo de la idea anterior, sería poco probable que la Administración Trump hubiese amenazado por detrás al régimen de Kim para obligarle a negociar. Ni siquiera las sanciones de China, conseguidas por Estados Unidos, habrían servido para presionar. El movimiento de Kim, que arranca en el discurso de Año Nuevo es "coherente" con su estrategia de defensa y, ahora, de desarrollo económico.

3. En los detalles de la desnuclearización está la clave. Estados Unidos quiere la completa desnuclearización del régimen, algo que, siguiendo con la estrategia norcoreana, es poco probable que suceda en los términos que quiere Washington: "El programa nuclear es una de las dos patas del plan de Kim, no se arriesgarán a perder su elemento disuasor para terminar como Gadafi o Saddam Hussein", dice Esteban. Por ello, en los detalles de la desnuclearización es donde se pueden producir nuevos avances que EEUU termine por aceptar, a cambio de concesiones, como por ejemplo, la retirada de las tropas estadounidenses en Corea del Sur. De todas formas, como recuerda Esteban, los puntos de la negociación no se conocen de forma oficial (al menos, por la parte de Corea del Norte) y está todo en el terreno especulativo. Además, solo se pueden producir pasos hacia la resolución del conflicto cuando comiencen los hechos tangibles y EEUU pueda verificar que lo que prometa Corea del Norte se cumple.

4. Trump no es el artífice de la paz, sino todo lo contrario. Estos días, las palabras del presidente surcoreano Jae-in han generado revuelo al señalar a Trump como el artífice de la nueva entente. Sin embargo, Esteban recuerda que el máximo artífice del acercamiento es Jae-in, aprovechando los movimientos previsibles del norte para entrar en su etapa de aperturismo económico. "Jae-in se ha convertido en el mayor mediador para alcanzar la paz, aunque juega a agasajar a Trump como el máximo protagonista en la solución de la crisis", asegura el experto. Trump, de hecho, es el actor con más papeletas para hacer estallar nuevamente la crisis y provocar un retroceso en las relaciones entre las dos coreas. Y es por esto por lo que Jae-in hace lo que hace: "Atraer a los máximos interlocutores posibles", dice Esteban.

5. La cumbre bilateral entre Corea del Norte y EEUU será el pistoletazo de salida para la verdadera reconciliación, si finalmente ocurre. Todos los movimientos diplomáticos que se han hecho ahora han estado en el terreno de los gestos. Sin embargo será en la inédita cumbre entre EEUU y Corea del Norte, prevista para finales de este mes, donde empiecen a detallarse los términos y condiciones de la negociación. "Celebrar una cumbre sin nada sobre la mesa es como empezar la casa por el tejado, pero así es como irán las cosas en la resolución de este conflicto, si llega a suceder", concluye el experto.

corea del norte corea del sur donald trump política

Otras notícias

C
Los mensajes con los que John Legend está intentando que Kanye deje de apoyar a Trump
S
Bring the noise: el mundo descubre al analítico, expresivo e izquierdista Klopp
C
Kanye West proclama su amor por Trump y la comunidad negra arde contra él
F
Esta señora gallega ha dado la vuelta al mundo por ser igualita a Trump
C
¿Ha sido captado Kanye West por la extrema derecha americana?
N
“Es antisocial”: 8 reflexiones sobre la nueva ley de desahucios exprés
S
France Football reconoce que le debe un Balón de Oro a Iniesta
F
México da el primer gran puñetazo a Donald Trump con un acuerdo histórico
S
El hundimiento del Málaga: de la Champions a Segunda en 5 años
L
Naima Abwaan Qorane, última víctima de la represión contra los escritores en Somalilandia
C
"No hay nada más increíble en el mundo que fumarse un puro en el cielo"
L
3 meses sobre dos ruedas
N
Ronaldo Schemidt: de un crush a una bola de fuego en Caracas