PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Like, Share & Do

Lit

Si no crees en el amor, lee esto

La periodista Bárbara Arena ha escrito un poema que desafía nuestras contradicciones más íntimas: ¿por qué deseamos ser aquello que despreciamos?

E.E.C.

30 Mayo 2018 14:51

Todavía no he decidido si el poema que ha escrito Bárbara Arena es triste o muy triste. Es nostálgico hasta hacerse sangre, un hurgarse en lo que podría haber sido y no fue. O todavía peor: es manosear el deseo tozudo de una vida ideal —que nunca fue realmente una opción y que ahora creemos despreciar—, pero que, sin embargo, seguimos anhelando.

El poema de Bárbara Arena es la rabia que me asalta cada vez que veo la pulcritud natural de los niños de cole de pago: su pelaje perfecto, incluso cuando están despeinados. Es el verlos y sentir que su encaje con el mundo es tan evidente y cómodo que puedo avanzar su futura biografía en ese: todo les irá demasiado bien, incluso cuando les vaya mal. El poema de Bárbara Arena da cuerpo a mi disonancia cognitiva: el que esos morreos, bailes y casamientos prematuros me resulten todavía hoy deseables. Y lo que es peor: me recuerda que cada mañana pongo en entredicho mi odio de clase. Cada mañana.

No he decidido si el poema es triste o muy triste porque ni tan sólo sé si lo estoy leyendo bien. ¿Pueden nuestras contradicciones ser bellas? ¿Son menos contradictorias por ser bellas? ¿Hay algo moralmente deleznable en embellecer aquello lo que nos daña?

poesía twitter adolescentes

Otras notícias

L
49 poetas en búsqueda de un “nuevo feminismo”
L
Contra la represión de Estado, más versos terroristas
L
Ojalá George R.R. Martin hubiera escrito este tuit tan cabrón
L
Ángelo Néstore: “hay público gay que rechaza mi obra sólo por ser femenina”
F
Ocurrió en un supermercado: así recuerda una escritora cómo salió de la pobreza
L
“Un palestino vive en el exilio, incluso en su patria”
F
Una menor enseña 'su' carnet en un bar y resulta ser el que la camarera perdió años atrás
L
El derecho de una chica a amar a un hombre. Su derecho, también, a repudiarlo
N
La sentencia de la Gürtel lo confirma: nos gobierna una organización criminal
L
La escena de ‘Rugrats’ que rompe el corazón
L
Niños cabrones (unos genios) critican las grandes obras de la literatura universal
L
El código secreto de estos libros esconde una historia muy tierna
L
Mierda y maravilla de Internet en 10 viñetas