PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Like, Share & Do

Lit

La “drag queen” de la cabalgata es el regalo de Reyes que muchos niños necesitan

/OPINIÓN/ “Un niño no pierde la ilusión por los Reyes Magos porque una artista 'drag' aparezca en una carroza; en todo caso, lo hará si a su lado hay alguien diciéndole cuánto la tiene que odiar” #CuántaPluma

Rubén Serrano

04 Enero 2018 14:03

Algo tan inofensivo como unas pelucas y un par de tacones se han vuelto a convertir en una amenaza para la paz mental de nuestro país. La cabalgata de Reyes de Vallecas contará con una carroza por la diversidad sexual en la que participarán la drag queen La Prohibida, la actriz y directora Roma Calderón y la cantante de hip hop Dnoe Lamiss, un acto de inclusión social que hizo salir al ruedo a los sectores más conservadores de nuestra sociedad, capitaneados por el PP y Ciudadanos, para condenarlo y mostrar su total rechazo.

Se equivocan todos aquellos que quieren reprimir la diferencia heteronormativa en la cabalgata. La Navidad no le pertenece a nadie, no es de izquierdas ni de derechas, ni de heterosexuales ni de homosexuales. La Navidad es de todos. Por eso nadie tiene derecho a censurar a tres artistas que reivindican en una carroza la igualdad y el respeto que la comunidad LGTBI aún no tienen garantizados en este país. La comunidad queer no busca sabotear las fiestas: busca el espacio legítimo que los otros le han vetado siempre.

En la Noche de Reyes los protagonistas son los más pequeños de cada casa y no nos tenemos que olvidar que los niños y las niñas trans existen, como también existen los niños y las niñas que se están planteando su homo o bisexualidad, si no lo han hecho ya. Todos ellos necesitan esta carroza para no sentirse invisibles y, si se la quitamos, la supuesta "protección” de hoy, será un trauma vital mañana.

Un niño no pierde la ilusión por los Reyes Magos porque una artista drag aparezca en una carroza; en todo caso, lo hará si a su lado hay alguien diciéndole cuánto la tiene que odiar. Además, la Navidad es la época del año en la que toda ficción es posible: un hombre vestido de rojo se cuela por nuestra chimenea y unos renos voladores conducen su trineo. Entre tanta fantasía no está de más mostrarle a los pequeños algo de realidad para que empiecen a normalizarla. Al fin y al cabo se encontrarán muchas más veces por la calle con una drag queen que con un hombre blanco cubierto de maquillaje negro fingiendo que viene del lejano Oriente.

opinión lgtbi infancia polémica cuantapluma

Otras notícias

L
Un libro nunca te salva la vida, pero a veces te protege de tu propia miseria
S
La bandera arcoíris ya no se esconde en las Olimpiadas
F
"Somos lo que comemos" es una gran mentira
L
Recriminan a Ngozi Adichie que se olvide de las luchas que han hecho posible su éxito
L
Guía básica para sobrevivir a 11.000 kilómetros de distancia de casa
F
Pagarás por adelantado lo que tu mala educación no quiso comer
N
Tres años después, ¿qué ha pasado con los hijos del albergue del horror de Mamá Rosa?
L
El feminismo blanco se renueva
L
No es censura feminista, estúpido; se llama oferta y demanda
C
Una galería de arte ha retirado un cuadro de mujeres desnudas para sumarse al #MeToo
F
Todo lo que he aprendido de la bulimia en 10 años sin vomitar
C
‘Lady Bird’ nos recuerda que ya es hora de reconciliarnos con nuestros padres
S
Rudy Galindo, el latino que abanderó la visibilidad gay en el patinaje