PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Like, Share & Do

Lit

El desolador haiku de la política española

“Los sentimientos de los demás no son ni verdad, ni mentira. Lo mismo pasa con las ideologías. Cada cual entiende el mundo a través de la suya”. Una lectura del Instagram político y poético de Estefanía Molina

Luna Miguel

21 Noviembre 2017 13:32

Hemos visto cientos de veces esas habitaciones. Esas salas de moqueta granate y polvo esplendoroso. Las hemos visto en las pequeñas pantallas de la televisión o en Twitter, siempre repletas de rostros conocidos, de voces a las que unos no soportan y a las que otros confiaron un país. Son salones cuyas maderas pisan a diario centenares de suelas sucias. Son lugares donde todo y nada ocurre, donde todo y nada se decide, donde todo y nada importa.

Podríamos decir que esta es la sala más bella e ilustre, al par que polémica, del Congreso (la constitucional). Y subiendo: esta semana se pone en marcha la comisión para reformar la Carta Magna y todo apunta a que será de mínimos en lo territorial.

Una publicación compartida de Estefania Molina (@estefmolina_) el

A veces, sin embargo, un ser curioso se cuela entre la multitud deseando que todo importe. Con sus ojos, adivina que esos espacios pueden vaciarse, pueden tener otra vida diferente a la que creíamos ver, y hasta pueden convertirse en meras sombras en las que el oro polvoriento ya no reluce.

Estefanía Molina, periodista y politóloga para El Nacional y La Sexta, se ha convertido en ese ser que da sentido a las opulentas moquetas de la política española. Ella recorre a diario los pasillos del Congreso de los Diputados, del Senado o de las salas de prensa de Moncloa, buscando no ya una declaración, sino una imagen a la que disparar con la pequeña cámara de su teléfono móvil y a la que revestir con pensamientos y poemas que unas veces son tiernos y otras veces son desoladores.

"Los huecos que no se llenan, se ocupan". Aunque la gente subestima la labor del Senado a menudo, para los periodistas es un lugar exquisito donde captar sutilezas informativas.

Una publicación compartida de Estefania Molina (@estefmolina_) el

Molina encuentra versos donde los demás sólo vemos nerviosismo. Encuentra escenas tranquilas donde los demás sólo vemos incertidumbre. Encuentra lírica donde los demás sólo vemos la casa de un hombre malo, o el despacho de un hombre corrupto, o la mesa de un hombre vanidoso, o el atril un hombre manipulador.

"La utopía a veces es una verdad prematura" decía tras el Consejo de Ministros Méndez de Vigo. Cuántos enigmas curiosos detrás de los muros infranqueables del Gobierno”, escribe Molina desde un jardín de la capital.

“Cae la noche sobre el Supremo mientras esperamos el auto del juez. Lo de la foto es una Iglesia preciosa que me trae recuerdos. Pero ahora toca volver a la sala de prensa a escribir sobre el procés, la ley y la política. (El frío corta mejillas)”, escribe Molina desde las afueras del Tribunal Supremo.

El otoño ha llegado a la casa de la Moncloa. Ese frío medio de la sierra y la hojarasca que me recuerda al paisaje de mi casa. (Los viernes por la tarde el Gobierno es todo silencio. Y relaja.)

Una publicación compartida de Estefania Molina (@estefmolina_) el

“El otoño ha llegado a la casa de la Moncloa. Ese frío medio de la sierra y la hojarasca que me recuerda al paisaje de mi casa. (Los viernes por la tarde el Gobierno es todo silencio. Y relaja)”, escribe Molina desde un suelo empedrado, camino de Moncloa.

Haiji del siglo XXI. Cuentista de lo que nadie cuenta. Hilandera de las pequeñas historias cotidianas que conforman lo que muchos autoproclaman 'hacer Historia'. “Aquí sólo cuento la otra cara de mi trabajo”, aclara en su biografía de Instagram. Aunque quizá esa sea la cara que muchos necesitábamos.

Los sentimientos de los demás no son ni verdad, ni mentira. Lo mismo pasa con las ideologías. Cada cual entiende el mundo a través de la suya. (El techo precioso del Congreso).

Una publicación compartida de Estefania Molina (@estefmolina_) el

política instagram poesía

Otras notícias

N
Donald Trump califica a Haití y El Salvador como "países de mierda"
N
Ecuador concede la ciudadanía a Julian Assange
N
Un muerto y 200 detenidos en la tercera noche de protestas en Túnez contra la austeridad
S
"Había personas que me llamaban negrata y venían a los partidos disfrazadas de mono"
N
Trump condena a Steve Bannon al ostracismo y le fuerza a abandonar Breitbart
S
'Los opositores a Erdogan no están seguros en Alemania'
F
Holanda propone prohibir el sacrificio religioso de animales
F
Europa avalará campos de golf con dinero destinado a la agricultura en 2018
S
Disparan a Naki, jugador crítico con Erdogan, mientras conducía
L
Hamburguesas y soledad: lo más bizarro del fenómeno editorial sobre Trump
L
Su horrible experiencia en Tinder se ha convertido el webcomic del momento
L
PlayLit Weekly: 5 lecturas recomendadas de la semana
L
Se acabó el hombre