PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Like, Share & Do

Life

La increíble historia de una cámara perdida en el fondo del mar que regresó a su dueña

Viajó cientos de kilómetros por el fondo marino hasta que unos niños la encontraronnn

E.M.C.

29 Marzo 2018 18:25

Al perder un móvil, una cartera o una cámara de fotos, todos tenemos la fantasía de que vaya a parar a las manos de un desconocido con buen corazón que haga el esfuerzo de localizarnos y devolvernos el botín.

Si el objeto perdido en cuestión acaba en el fondo del mar, creo que la mayoría descartaríamos la opción de que alguien nos lo trajera de vuelta al instante. Eso pensó la estudiante universitaria japonesa Serina Tsubakihara cuando en septiembre de 2015 perdió su cámara haciendo submarinismo, pero por una cuestión de equilibrio cósmico, por cada 3 millones de pen drives robados en la universidad, ocurre un caso como el que os vamos a contar.

Serina estaba de vacaciones en la isla de Ishigaki, en Okinawa, a nos 250 km al este de Taiwan. “Estaba buceando y perdí la cámara justo cuando uno de mis amigos se quedaba sin aire y necesitaba mi ayuda”, explicó a la BBC.

Serina asumió que su cámara pasaría el resto de la eternidad entre peces y algas, pero por lo visto el aparato tenía ganas de ver mundo, aunque fuese submarino, y después de viajar cientos de kilómetros apareció en una playa en Taiwán.


“Un niño de 11 años encontró la cámara”, dijo el profesor Park Lee a la BBC. Él y su clase estaban de excursión limpiando la playa cuando hallaron el tesoro. Al estar casi completamente cubierta de moluscos y conchas era difícil distinguirla de una piedra.

“Pensamos que estaría rota pero entonces, de casualidad, tocamos un molusco de la carcasa y encontramos el botón para abrirla”, explicó el profesor. Sorprendentemente, la cámara estaba perfecta, ni una gota de agua en su interior. “Y todavía más increíble, ¡el chico tocó el botón de encender y todavía estaba cargada!”.

Al regresar a la escuela, Lee y sus alumnos debatieron sobre qué debían de hacer con la cámara: “Algunos niños pensaban que nos la habíamos ganado y que podíamos quedárnosla para nosotros. Otros sugerían que deberíamos tratar de buscar al dueño”. Y eso fue lo que finalmente decidieron.



Como algunas de las fotos habían sido tomadas en Japón, crearon un post con imágenes y un texto en chino y en japonés. En poco tiempo la publicación había sido compartida más de 10.000 veces, hasta que finalmente llegó a Tsubakihara.

“No podía creerlo. Estaba súper sorprendida cuando mis amigos me mandaron el post con esas fotos”, dijo Serina. “Esas fotos me recuerdan a viejos momentos y me hicieron volver a ellos”.

Este próximo junio Serina ha planeado viajar hasta Taiwán para darles las gracias en persona a los alumnos y el profesor que hicieron posible que recuperase su cámara del fondo del mar.

[Vía BBC]

japón taiwan fotografía sociedad historias curiosidades océano

Otras notícias

N
Condenada la joven que mató a su novio sin querer grabando un vídeo de YouTube
N
Este matrimonio coincidió en una misma foto 11 años antes de conocerse
S
Esta es la fórmula de Stephen Hawking para ganar el mundial
N
Cómo las ciudades se tragan las muertes solitarias en la vejez
N
Miles de relojes de toda Europa se han retrasado 6 minutos por esta misteriosa razón
S
Semedo, futbolista del Villarreal, a la cárcel sin fianza
L
Un estudio demuestra que reírse de uno mismo es una señal de bienestar psicológico
F
La historia del viejo vendedor de huevos para no regatear más con la comida
N
La comunidad de perros callejeros de Chernóbil que sobrevive desde el accidente nuclear
F
Todo lo que he aprendido de la bulimia en 10 años sin vomitar
F
Japón inventa el primer plátano con piel comestible
N
La sucia respuesta de los pro-armas al discurso de Emma González que emocionó al mundo
C
El Festival de Cannes prohíbe concursar a Netflix por no estrenar sus películas en los cines